Entorno

La actividad industrial en China vuelve a contraerse en noviembre

En el undécimo mes del año, el PMI de la industria manufacturera china volvió a contraerse y ya acumula dos meses consecutivos de descensos, alejándose de los cincuenta puntos que separan la contracción de la expansión. 

 
La actividad industrial en China vuelve a contraerse en noviembre
Tras la contracción de noviembre, el PMI manufacturero chino acumula dos meses consecutivos de descensos.

Palco23

30 nov 2022 - 11:02

La actividad industrial china vuelve a contraerse. El Purchasing Managers Index (PMI) de la industria manufacturera en el gigante asiático ha cerrado noviembre de nuevo en contracción, hasta 48 puntos, por debajo de los cincuenta puntos que diferencian la contracción de la expansión, según la Oficina Nacional de Estadística (ONE) de China.

 

Tras la contracción de noviembre, el PMI manufacturero chino acumula dos meses consecutivos de descensos. En octubre, la actividad industrial china concluyó la senda positiva alcanzada en septiembre, cuando el índice se situó en 50,1 puntos, tras encadenar varios meses consecutivos de contracción.

 

De esta forma, además de en septiembre, la actividad manufacturera china sólo ha superado la barrera de la expansión en enero, febrero y junio, cuando el índice se situó en 50,1 puntos, en 50,2 puntos y en 50,1 puntos, respectivamente. En marzo, abril, mayo, julio y agosto, por su parte, el PMI de la industria manufacturera en el país se situó en 48,8 puntos, 47,4 puntos, 49,7 puntos, 40 puntos y 40,40 puntos.

 

 

En noviembre, el PMI compuesto para el conjunto de la economía de China se ha situado en 47,1 puntos, frente a los 49 puntos registrados el mes anterior. “La propagación generalizada y frecuente de epidemias internas y un entorno cada vez más complejo y severo han lastrado a la economía china”, ha asegurado Zhao Qinghe, estadístico senior de la ONE china, quien reconoce que “el nivel general de la prosperidad económica de China ha disminuido”.

 

En el tercer trimestre de 2022, China superó expectativas y registró un crecimiento de su Producto Interior Bruto (PIB) del 3,9% respecto al mismo periodo del año anterior, volviendo a crecer tras registrar entre abril y julio su peor desempeño económico desde 2020, cuando el Covid-19 paralizó la actividad de todo el país.

 

Sin embargo, el gigante asiático continúa acorralado por tensiones geopolíticas, crisis inmobiliaria y la controvertida política de Covid Cero. En las últimas semanas, la tensión en las calles chinas ha ido en aumento tras el incremento de nuevos confinamientos, con protestas que no se producían en el país desde los hechos de Tiananmen en 1989. Tras casi tres años de agresiva contención del Covid-19, las políticas del Gobierno de Xi Jinping han prendido la mecha en las calles y las protestas han acabado recorriendo todo el país, de Shanghái a Pekín, pasando por Wuhan o Guangzhou.