Entorno

China, a punto de despedirse del Covid Cero ante el aumento de confinamientos y protestas

Goldman Sachs asegura que hay posibilidades de una salida “desordenada”, ya que se mantiene en una previsión de un 30% de probabilidad de que el gigante asiático reabra antes del segundo trimestre de 2023.               

China, a punto de despedirse del Covid Cero ante el aumento de confinamientos y protestas
En los últimos días, un asomo de descontento ha florecido en las calles chinas.

M. Tamayo / A. Martínez

29 nov 2022 - 05:00

El Covid Cero se tambalea en China. La tensión en el gigante asiático ha ido en aumento las últimas semanas tras el aumento de los confinamientos y las manifestaciones, con protestas que no se producían en el país desde los hechos de Tiananmen en 1989. La situación ha provocado que el banco de inversión Goldman Sachs se replantee sus previsiones para China e incluye la posibilidad de una “reapertura desordenada y forzada”.

 

La entidad estima que hay un 60% de posibilidades de que China abandone del todo la estrategia de Covid Cero en el segundo semestre del año, pero las posibilidades de que este paso se dé antes del fin del segundo trimestre han alcanzado el 30%.

 

“El gobierno central podría tener que elegir pronto entre más cierres o más brotes de Covid-19”, aseguró la economista jefe de Goldman Sachs para China, Hui Shan, el pasado domingo en una nota de la compañía. Este dilema se está complicando para los gobiernos regionales del país, que recientemente han recibido la orden de relajar los controles junto a un plan de veinte puntos ideado en Pekín que exhorta a realizar controles más específicos.

 

El 11 de noviembre, China ya anunció medidas que reducían el alcance de su política de Covid Cero como la rebaja de los días de cuarentena de diez a ocho para las personas que lleguen de fuera del país. A pesar del optimismo de los mercados por una reapertura del país que empuje el consumo, los economistas también señalaron que aumentarían el número de contagios con la reapertura, una consecuencia que traería consigo una rebaja de la actividad económica.

 

Esta interrupción de la actividad por la salida del Covid cero, tanto en el sector manufacturero como el retail, puede llevar a un “mayor riesgo a la baja” en sus previsiones para el Producto Interior Bruto (PIB) chino. Las estimaciones del banco de inversión pasan porque China alcance un crecimiento interanual del 3% este año, por debajo del 5,5% estimado por el país.

 

 

En los últimos días, un asomo de descontento ha florecido en las calles chinas. El incendio de un edificio en Urumuqui, capital de la región de Xinjiang, que se saldó con diez víctimas mortales, ha provocado una oleada de protestas en diversos puntos del país, ya que parte de la ciudadanía considera que los bomberos podrían haber evitado el suceso si las medidas de Covid Cero fueran más transigentes.

 

El país, blindado con restricciones y confinamientos, vuelve a registrar ahora los niveles más altos de contagios desde 2020, lo que ha provocado una nueva oleada de cierres y prohibiciones en el gigante asiático. Tras casi tres años de agresiva contención del Covid-19, las políticas del Gobierno de Xi Jinping han prendido la mecha en las calles: “No queremos PCR ni mascarillas, queremos libertad”, clamaban los manifestantes.

 

Las protestas han acabado recorriendo todo el país, de Shanghái a Pekín, pasando por Wuhan o Guangzhou. Para evitar la censura, los manifestantes portan hojas blancas en las manos, mientras cantan pasajes del himno nacional que invitan al pueblo chino a “levantarse”. Además, el descontento no sólo atañe a las políticas sanitarias, sino al seno del Ejecutivo asiático. “¡Abajo el Partido Comunista! ¡Abajo Xi Jinping!”, se escuchaba retumbar en algunas calles del país. 

 

Tras un fin de semana ajetreado, las acciones de las bolsas mundiales cayeron el lunes, arrastradas por la incertidumbre china. El índice de referencia S&P 500 de Wall Street abrió con una caída del 0,6%, mientras que Nasdaq retrocedió un 0,5%. En Europa, el Stoxx 600 cayó un 0,9% y el Ftse 100 de Londres hizo lo propio, con un descenso del 0,4%. Mientras, el Ibex 35 ha cortado su racha alcista con una caída del 1%.