Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 01 Diciembre 202012:35:17

Buscador

;Menu
Blog

El Covid-19 y su impacto en el sector del ‘ticketing’ deportivo

El Covid-19 y su impacto en el sector del ‘ticketing’ deportivo

En sólo unas pocas jornadas, el Covid-19 ha causado estragos en el calendario deportivo del 2020 con eventos cancelados o pospuestos. Entre los más destacados están loss Juegos Olímpicos de Tokio, que se posponen hasta el 2021 para prevenir la propagación de esta pandemia. La ACB suspende también la competición de manera indefinida y el fútbol europeo, que siempre se ha caracterizado por comprimirse y sacar el máximo partido al tirón mediático de los grandes clubes con todo tipo de torneos, suman una gran problemática en estos próximos meses. Todo esto engloba un enorme parón ocasionado por el coronavirus que ha sido un palo en la rueda de esta particular bicicleta de competiciones. Se han tenido que retrasar los torneos veraniegos, pero puede que ni siquiera así puedan salvarse las jornadas restantes de las principales ligas. 

 

Ya se están manejando cifras de perdidas en LaLiga, por ejemplo, unos 88 millones de euros en devoluciones de entradas de abonos y casi 42 millones de euros por ventas de entradas en taquillas sería el coste de no concluir esta temporada para los clubes, como ya adelantó este medio el 12 de marzo.Mientras, la Premier league perdería 1.137 millones de libras (1.291 millones de euros), lo que supone algo sin comparación en el mundo del fútbol, tal y como ha comentado el Telegraph.

 

Las decisiones que se están tomando de trasladar los calendarios son correctas en esta situación sin precedentes. Sin embargo, las consecuencias económicas para el negocio del deporte van a ser enormes y preocupantes por la pérdida o suspensión de la venta de entradas, una de las principales fuentes de ingresos.

 

Hay una gran cantidad de aficionados que se está preguntando sobre lo que ocurrirá con el dinero empleado para ver los partidos afectados y algunos equipos, como el Leganés, ha informado ya que el dinero será devuelto. El abono de las entradas compradas online se irá realizando a lo largo de los próximos días y la devolución del importe de las entradas compradas de forma física se realizará en la tienda del estadio. Otras soluciones que se están adoptando es la preventa de entradas ​a los aficionados de los partidos de la próxima temporada. Lo negativo es que, una vez estén vendidas, son ingresos que desaparecerán del presupuesto del año que viene -no pueden venderse dos veces-, pero aportaría efectivo inmediato.

 

Para los profesionales de este sector, el reto inmediato es gestionar los reembolsos masivos y los cambios. Para las entradas compradas online, con una tarjeta de crédito o débito, los reembolsos pueden realizarse de una forma sencilla, pero aquellos comprados de otra manera, en taquillas o por PayPal, son más complicados de procesar. A esto se suma la gestión del inventario de diferentes tipos de entradas (partidos únicos, abonos de temporada, paquetes o entradas VIP), así como la decisión de adelantar los pagos a partidos y eventos posteriores o hacer reembolsos automáticos. 

 

Los principales clubes deportivos y los titulares de derechos están a la vanguardia en el uso de los datos de los socios e hinchas para mejorar su experiencia. Utilizan los datos para obtener una imagen real de quién es cada aficionado. Pues bien, ahora es el momento de usar estos datos para hacerles saber cuánto se les valora.  Ahora hay que responder rápidamente ante esta situación y animo a que se considere cómo personalizar el trato con los clientes. El mismo grado de personalización que utilizamos cuando vendemos entradas, debería aplicarse a todas las interacciones. Piensa en el valor añadido que podrías ofrecer al usuario. En algunos casos, olvídate de los correos electrónicos, coge el teléfono, pregunta cómo están y qué puedes hacer por ellos. La forma en que tratas a los hinchas en tiempos de crisis podría ser una prueba de futuro para tus fans y tu negocio. 

 

En esta situación sin precedentes, cualquier club deportivo no tiene todas las respuestas y ahora es el momento de aprender de otras áreas de entretenimiento u otros deportes. Necesitamos compartir las mejores prácticas y ver ejemplos de lo que la gente está haciendo, esa es la verdadera diferencia. Al hacerlo, esperamos que el deporte pueda salir más fortalecido de esto.

 

Una vez que hayamos pasado por esto, ¿volveremos al 100% de la noche a la mañana? No estoy seguro. El negocio del deporte necesita prepararse para que esto no suceda de inmediato. Habrá algunas preguntas difíciles que abordar en las próximas semanas y meses. 

 

Todos queremos una rápida vuelta a los campos y estadios llenos, ya que son un factor clave para la estabilidad económica y el compromiso de los aficionados. Atraen a patrocinadores, emisoras y, en última instancia, a más aficionados que quieren formar parte de estas atractivas comunidades deportivas en directo. De lo que podemos estar seguros es que cuando el deporte vuelva a la normalidad, habrá que celebrarlo. 

 

 

Por Jorge Colomar

Responsable de SecuTix en España

...