Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Sábado, 28 Noviembre 202023:42:30

Buscador

;Menu
Blog

Interés general, enfado colectivo, reacción conjunta

Interés general, enfado colectivo, reacción conjunta

 

 

El individualismo es probablemente uno de los rasgos más característicos de las sociedades capitalistas modernas, que tienen en la independencia y la autosuficiencia uno de los valores más arraigados en los individuos (valga la redundancia) que las componen. Probablemente, esta es una de las razones por las que a menudo resultan demasiado raros los ejemplos de cohesión y cooperación en la sociedad, la política o la economía de nuestro tiempo, a pesar de que muchas veces estos ejercicios son esenciales para el progreso colectivo.

 

En mitad de una situación angustiante, crítica y hasta catastrófica para muchos de los agentes del negocio del deporte en Cataluña, las entidades más representativas de la región dieron ayer un ejemplo de cooperación que es muy pertinente destacar, y, por qué no, también felicitar. En el acto organizado en la sede de la patronal Foment del Treball en defensa de un plan de rescate para el deporte en Cataluña, el sector catalán del deporte exhibió trabajo en equipo en una lucha orientada a la supervivencia del mismo.

 

El origen está sin duda en el tremendo enfado de un sector, que se siente vilipendiado por las administraciones como un garante de elementos de interés general tan relevantes como la cohesión social, la integración o la salud de las personas.

 

Gerard Esteva, presidente de la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (Ufec), fue categórico: “de mantenerse la situación actual, eliminaremos el modelo actual del deporte catalán”, dijo. ¿El culpable? Una administración autonómica y estatal “autista”, que ha “traicionado” al sector, que nunca ha entendido su contribución social y que, en definitiva, “no se cree” al sector, según denunciaron los diferentes representantes del deporte catalán en el acto de ayer.

 

El deporte no es ni mucho menos el único sector damnificado por la crisis del Covid-19, pero hace bien en unir fuerzas en el actual guirigay de voces que conviven en el debate sobre cómo afrontar la pandemia y, sobre todo, el futuro que vendrá después. Sólo unido podrá ser escuchado, por mucho que debiera serlo sólo por interés general.

 

El deporte catalán marca una jugada clara que haría bien en seguir el sector en toda España, sumando más y más complicidades: interés general, enfado colectivo y reacción conjunta.

...