Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 21 Septiembre 202121:38:49

Buscador

;Menu
Blog

Se acabó la fiesta de las apuestas

Se acabó la fiesta de las apuestas

Los Juegos Olímpicos, el Tour de Francia, y Wimbledon, ya parecen historia, y sin embargo han sido la gran apuesta deportiva de este verano, que anuncia su fin con la llegada de las primeras lluvias y la bajada de temperaturas.

 

Este nuevo otoño que se acerca, nos ha traído la gran novedad de la presencia de aficionados en los estadios, aunque sea de una manera controlada y reducida. Pero los aficionados han vuelto a las gradas, que era lo importante, cosa que nos lleva poco a poco a la normalidad, aunque los que hacen botellones nocturnos parecen obviarlo. La presencia de aficionados en las gradas podrá paliar en medida, los ingresos de los clubs que la pasada temporada no tuvieron facturación alguna por este concepto ya que en la mayoría de los casos dejaron de abonarse las cuotas de los socios.

 

Una de las novedades de la temporada es la desaparición de la publicidad en las camisetas y en los estadios, de marcas de apuestas. Desde ahora tanto los clubs como los medios de comunicación tienen prohibido por ley la emisión o patrocinio de casas de apuestas. El panorama ha cambiado casi sin darnos cuenta, aunque haya tenido un importante impacto en las cuentas de resultados de los clubs.

 

Esta prohibición, que entra en vigor de manera oficial a principios del próximo mes, se aplica en virtud de la entrada en vigor de la nueva Ley del Juego que fue aprobado por el Ministerio de Consumo en plena pandemia. Desde el día 1 de septiembre los operadores de casas de apuestas no podrán publicitarse como lo venían realizando hasta ahora, lo que representa que 25 de los clubes de la liga Santander y la Liga SmartBank dejarán o han dejado de lucir publicidad sobre la materia en sus camisetas.

 

 

 

 

También queda eliminada la publicidad en los estadios, como venía sucediendo hasta ahora. De hecho, si repasamos las imágenes de los estadios y nos entretenemos en seguir algunos de los partidos de las dos primeras jornadas, podremos observar que los recintos deportivos y las camisetas ya aparecen impolutos de publicidad de este sector.

 

Esta publicidad representaba algo más de 120 millones de Euros anuales si contabilizamos los acuerdos con los clubs y la publicidad emitida en medios de comunicación, especialmente en las retrasmisiones televisivas. La propia Ley, sin embargo, establece que este tipo de publicidad podrá ser emitida en la franja comprendida entre la 1 y las 5 de la madrugada en televisión, radio, redes sociales y plataformas de intercambio de videos.

 

La supresión de los sponsors es una tendencia que se extiende en toda Europa. De hecho, las ligas de Suiza y Países Bajos fueron los primeros en suprimir estos patrocinios. Lo mismo ocurrió en la Liga italiana, la temporada pasada. El caso excepcional es la Premier League donde se ha rechazado prohibir la publicidad de apuestas, que en Reino Unido tiene una larga tradición. De hecho, el 40 por ciento de los equipos tiene como patrocinador destacado una casa de apuestas.

 

Aquí, en nuestra competición, ya es historia.

...