Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Domingo, 13 Junio 202120:17:37

Buscador

;Menu
Blog

Nuevos formatos para nuevos públicos

Nuevos formatos para nuevos públicos

 

 

Los eSports no paran de crecer y la mejor prueba es que el año 2020 fue el gran año para los deportes electrónicos, como consecuencia fundamental de las afectaciones de la pandemia. Los confinamientos en los países más avanzados del mundo han generado la explosión de nuevos modelos de negocio que han incrementado su velocidad de crucero y por lo tanto la generación de negocio y expansión de manera espectacular.  El fenómeno parece no tener techo y ahora, otros sectores, como el cine, el entretenimiento o la música comienzan a estudiar como formar parte de esta tendencia.

 

Newzoo en su informe anual de 2020 destaca que los deportes tradicionales se acercarán cada vez más a los deportes electrónicos, buscando explorar ámbitos de colaboración que se han visto favorecidos, también, con la entrada como inversores en este tipo de negocios, de deportistas como Gerard Pique o Fernando Alonso, o de otras caras conocidas del mundo del espectáculo como Will Smith.

 

Hace pocas fechas el portal Periodistas en Español.com publicaba un artículo que hace referencia a los eSports apuntando que entre aficionados hay un choque de opiniones sobre si esta modalidad debe ser considerada como deporte olímpico. “En esta edición no estarán presentes pero el Comité Olímpico Internacional abrió las puertas a que lo estuvieran en París 2024. Sería una manera ideal de impulsar tecnológicamente y darle una nueva visibilidad a una competición que poco a poco va quedando anticuada. Internet está rompiendo barreras y es un campo donde la comunicación es masiva y no entiende de fronteras. La principal actividad desarrollada en el online sigue siendo el ocio y el entrenamiento, pero no solamente. Cada vez son más las tareas que se han adaptado por completo como el comercio, la formación o las relaciones sociales”.

 

 

 


El articulo apunta queya nos hemos acostumbrado a ver pabellones llenos de apasionados o vídeos en directo con millones de usuarios conectados siguiendo a profesionales jugar a los videojuegos”. Es una actividad que va en alza como ya han popularizado famosos streamers como Ibai Llanos. El consumo televisivo va en descenso en comparación con las nuevas plataformas.

 

El último informe del estado de los eSports titulado “Games, eSports and mobile trends to watch in 2021” va más allá y plantea la integración que se dio durante el confinamiento entre los grandes eventos deportivos como la Fórmula 1, o el Mundial de Moto GP. Esta convergencia es más que ganadora y ambos sectores no sólo se beneficiarán, sino que podrán potenciar su crecimiento capturando nuevos segmentos, incrementando así sus seguidores de manera global.

 

Otra industria que ve claramente el poder de los eSports es la industria del entretenimiento, que ofrece un potencial infinito para muchos otros sectores. Las plataformas que hoy se enfocan en eSports servirán para ofrecer una amplia variedad de contenidos más allá de los juegos, dando cabida a actividades de todo tipo, permitiendo globalizar cada espectáculo, aprovechando que los jóvenes se alejan cada vez más de la televisión.

 

 

 

 

Un informe de la consultora Newzoo, que entre otras cosas se dedica a analizar la perspectivas de los consumidores, nos dice que las previsiones indican que en 2021 habremos superado los 2.500 millones de jugadores en todo el mundo ya que los videojuegos han arraigado en los hábitos de las personas durante la pandemia. La industria creció el año pasado un 20% y se estima que los deportes electrónicos lograrán unos ingresos de 1.600 millones de dólares en 2021.

 

Este panorama deberá ser gestionado, sin duda, por las entidades que tengan un firme compromiso con la tecnología y con el consumo, para incrementar ingresos, por un lado, y para potenciar sus mensajes de una manera global, por otro. El universo de posibilidades que se abren es hoy en día un gran regalo que algunos están dispuestos a aprovechar.

...