Media

Vodafone se queda fuera del concurso por el canal beIN Sports, en el que siguen Telefónica y Orange

El grupo británico, muy crítico con los precios del fútbol en España, es la única gran plataforma de televisión de pago que no ha presentado oferta para incorporar el canal beIN Sports en su plataforma de televisión, como sí han hecho Telefónica y Orange.

M.Menchén

10 abr 2018 - 16:55

Vodafone se queda fuera de la puja por la Champions League

 

 

La Champions League ya sabe dónde no podrá verse a partir de la próxima temporada: Vodafone. Según ha podido saber Palco23, el grupo británico es el único que directamente no ha presentado una oferta para incorporar el canal beIN Sports, el único que ofrecerá la máxima competición continental a partir de 2018-2019. Aunque se desconoce el contenido de las propuestas, Telefónica y Orange sí que han acudido al concurso para no ser excluidos automáticamente de la negociación por un torneo que será 100% de pago por primera vez a partir del próximo año.

 

Fuentes de la industria señalan que Mediapro ha empezado ya a analizar las propuestas en lo que se presume que será una larga negociación. El grupo audiovisual se impuso hace unos meses a Telefónica en la puja por estos contenidos para el ciclo 2018-2021, después de presentar una oferta a la Uefa que rondaría los 1.000 millones de euros en tres años. Se trata de una fuerte plusvalía respecto a los 480 millones del anterior ciclo, si bien la penetración de la televisión de pago también ha ido al alza.

 

El hecho de Telefónica y Orange hayan presentado oferta no significa que vayan a cumplir con las exigencias de Mediapro, que necesita asegurarse el máximo de ventanas posibles y adicionales a beIN Connect para asegurarse el retorno de la inversión. En este sentido, el gran caballo de batalla estará en si deben pagar un mínimo garantizado o hacerlo exclusivamente por el número de clientes que contraten el servicio.

 

La decisión de Vodafone era relativamente esperada por algunos ejecutivos de la industria, después del tono empleado por la compañía en los últimos meses. En febrero, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, aseguró que “no salen las cuentas” y es “mejor perder a todos los clientes” que sólo eligen al operador por su oferta de LaLiga y Champions League. Según expuso en la previa del Mobile World Congress (MWC), sólo 400.000 de sus 1,3 millones de abonados están suscritos al paquete futbolístico, de ahí que no puedan rentabilizar la inversión que hacen cada año.

 

Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica, también apuntó que para él “la cuestión clave son las condiciones de los precios mínimos”, con el objetivo de evitar pagar por usuarios que después no van a consumir este contenido. “Podemos determinar claramente el valor de estos activos”, recordó el ejecutivo ante los inversores, si bien no se atrevió a asegurar que rechazarían la Champions League. Mediapro, por su parte, mantiene que es necesario el abono de una cantidad mínima por el alquiler del canal de beIN Sports, de manera que todos asuman cierto riesgo en la inversión.

 

Está por ver cómo influenciará en la negociación lo sucedido entre finales de 2015 y principios 2016, cuando el grupo español de telecomunicaciones decidió no emitir la primera fase de la Champions League en su pulso con el grupo audiovisual por estos mismos derechos. Entonces, Movistar+ se dejó más de 200.000 abonados por el camino.