26 Sep 2022 | 02:40

Líder en información económica del deporte

Media

Triple comercial del Bilbao Basket: tres patrocinios para su equipación en una semana

A. Malla

09 sep 2015 - 12:41

Triple comercial del Bilbao Basket. El club de la ACB ha logrado cerrar en apenas una semana tres acuerdos de patrocinio que le darán un impulso a nivel comercial. El contrato más importante de los que se ha firmado es con el grupo RETA, del sector de las apuestas y que, tras convertirse en socio principal del Gipuzkoa Basket, ha conseguido introducir su marca en la camiseta del conjunto bilbaíno. Los términos económicos no han trascendido.

 

"Con este acuerdo Grupo RETA quiere potenciar la marca RETAbet.es a nivel estatal a través de la repercusión que le aporta Dominion Bilbao Basket tanto en la Liga Endesa como en Eurocup", indica la compañía en un comunicado. La casa de apuestas aparecerá en la parte delantera, con un logo más reducido que el del grupo industrial Dominion, socio principal del conjunto de baloncesto desde la pasada temporada.

 

En paralelo, el club vasco ha llegado a un acuerdo de patrocinio con el restaurante bilbaíno Foodoo Fresh Food y la cadena de supermercados Simply para la temporada 2015-2016. Ambas compañías serán visibles en la equipación de juego, aunque en distintas posiciones y, probablemente, con diferentes contraprestaciones económicas.

 

La empresa de restauración lucirá en los partidos de la Liga Endesa en la parte trasera del pantalón de juego, mientras que el grupo de distribución ocupará la parte posterior de la camiseta, entre el nombre y el dorsal. Tanto Foodoo Fresh Food como Simply estarán presentes en los diferentes activos del pabellón Bilbao Arena. Además, tendrá visibilidad en los diferentes soportes de comunicación del Bilbao Basket.

 

La difícil situación de tesorería que sufre el Bilbao Basket ya ha podido paliarse de alguna manera después de que Dominion se convirtiera en patrocinador principal del equipo a cambio de 1,6 millones de euros, una cifra muy por encima de lo que cobran otros clubes de la ACB y que supone una importantísima inyección de dinero para una entidad que trabaja con un presupuesto de 4 millones de euros. La firma del acuerdo permitió volver a ponerse al corriente de pago con los jugadores, mientras que los recursos que lleguen procedentes de la ampliación de capital se destinarían a cancelar deuda.