20 Ene 2022 | 00:10

Líder en información económica del deporte

Media

Telefónica va por libre y la Uefa convoca segunda ronda para la Champions en España

La organización da un nuevo día a los operadores para que presenten nuevas ofertas, después de que ninguna colme su aspiración de 200 millones al año. Mediapro, de nuevo con Atresmedia y TV3.

M.Menchén

20 jun 2017 - 19:07

La Uefa da unas cuantas horas más a los operadores para que mejoren sus ofertas por los derechos de televisión de la Champions League entre 2018 y 2021. Según ha podido saber Palco23, la organización ha convocado una segunda ronda de propuestas con fecha límite para mañana a las 17:00 horas, después de que las recibidas hoy no le hayan convencido. Su aspiración es lograr al menos 200 millones de euros por cada una de las tres temporadas.

 

Fuentes del sector indican a este diario que Mediapro ha optado por repetir la fórmula que actualmente está en vigor, es decir, compartir las retransmisiones con Atresmedia y TV3, que tendrían la prioridad de elección de cada partido por jornada. Por su parte, el canal de pago beIN Sports podría ofrecer en exclusiva el resto de partidos y la Europa League.

 

Entre estos tres operadores, la Uefa percibe actualmente unos 165 millones de euros anuales por el ciclo 2015-2018, a cambio de los derechos sobre las dos competiciones de clubes y la Supercopa de Europa. El grueso de la factura la asume Mediapro, con unos 110 millones de euros, por los 40 millones que abona el dueño de Antena 3 y La Sexta, y los 5,8 millones que corresponden a TV3, que comparte las retransmisiones en abierto en Cataluña.

 

Por otro lado, Telefónica habría apostado directamente por presentar candidatura en solitario para quedarse todas las retransmisiones en su plataforma Movistar+. Sin embargo, su oferta no habría sido en ningún caso superior en un 10% a la de sus rivales, un diferencial que la Uefa sí habría valorado positivamente para dar por cerrado el proceso de venta.

 

Las mismas fuentes indican que Telecinco y TVE también han presentado sus propias ofertas, aunque a priori no lo habrían hecho en alianza con ninguna plataforma de pago. Esta circunstancia los invalida de facto, ya que la combinación deseada por la Uefa es la audiencia que ofrece la televisión en abierto con los elevados ingresos que proporcionan las plataformas de pago.