Media

Sony contraataca a Microsoft y adquiere el estudio de videojuegos Bungie por 3.600 millones

El estudio que fue propiedad de Microsoft desde 2000 hasta 2007, es el creador de la saga de videojuegos Halo. Desde entonces, Bungie ha operado de forma independiente y llegó a un acuerdo con Activision para crear Destiny.

Sony contraataca a Microsoft y adquiere el estudio de videojuegos Bungie por 3.600 millones
Sony Group Corporation es una empresa multinacional japonesa con sede en Tokio y uno de los fabricantes más relevantes a nivel mundial en el sector de la electrónica

Palco23

01 feb 2022 - 10:23

Sony no se queda de brazos cruzados. El principal competidor de Microsoft ha pasado al ataque y ha llegado a un acuerdo para comprar el estudio de videojuegos estadounidense Bungie por 3.600 millones de dólares, según ha informado la compañía japonesa en un comunicado.

 

La operación se produce apenas dos semanas más tarde de que Microsoft llegase a un acuerdo con Activision Blizzard para comprar el desarrollador por 68.700 millones de dólares. Actualmente Microsoft y Sony se reparten el principal pastel del mercado de las videoconsolas, siendo la primera propietaria de Xbox y la segunda de PlayStation.

 

Bungie fue propiedad de Microsoft desde 2000 a 2007, años en los que se creó el principal videojuego del estudio, la saga Halo. Posteriormente, cuando la compañía se escindió de Microsoft para operar de forma independiente, Bungie llegó a un acuerdo para operar con Activision y crear el juego Destiny.

 

 

 

 

Tras la compra, Bungie seguirá operando de forma independiente y seguirá estando dirigida por el mismo consejo de administración que hasta la fecha. La compañía, con sede en Estados Unidos, cuenta con una plantilla cercana al millar de personas.

 

Fundada en 1991 por Alex Seropian y Jason Jones, la compañía concentró sus primeros años en desarrollar juegos de Macintosh, creando dos franquicias de videojuegos llamadas Marathon Myth.

 

Sony Group Corporation es una empresa multinacional japonesa con sede en Tokio y uno de los fabricantes más relevantes a nivel mundial en el sector de la electrónica. En los últimos meses, Sony cerró la compra de la plataforma de anime Crunchyroll.