28 Ene 2022 | 11:44

Líder en información económica del deporte

Media

Snickers seguirá en la lucha con el evento estrella de la WWE

Palco23

05 dic 2016 - 12:19

El show de Wrestlemania volverá a contar en 2017 con Snickers como invitado especial. La empresa de barritas de chocolate, propiedad de Mars, ha renovado por segundo año consecutivo su acuerdo como patrocinador del evento principal de la WWE, en el que contará con presencia en las plataformas digitales y sociales de la competición de lucha libre. No se han hecho públicos los detalles económicos del contrato.

 

Uno de los aspectos más importantes de la colaboración se producirá el 2 de abril del próximo año, día en el que se celebrará el evento en Orlando, con una especial presencia de la firma de barritas en el canal de YouTube de la WWE, que actualmente cuenta con más de 13 millones de suscriptores.

 

WWE Snickers 650
El logotipo de Snickers, en la pantalla gigante del evento del pasado año.

 

"Cuando se trata de mostrar los síntomas del hambre que Snickers satisface, nadie los encarna mejor que las superestrellas de la WWE", ha declarado Allison Miazga-Bedrick, directora de la compañía. Por su parte, Michelle Wilson, director de ingresos y marketing de la competición, ha apuntado que "como socio exclusivo de uno de los mayores eventos deportivos y de entretenimiento del mundo, la marca llegará a nuestra gran base de fans global que consume contenido en todas las plataformas".

 

En la edición de este año, la asociación dio lugar a más de 1,5 millones de impresiones para la empresa alimenticia, a través de las emisiones del canal oficial de la WWE y el operador NBC Universal. Además, Snickers estuvo presente en un escenario que congregó a más de 100.000 personas, un récord para el evento de lucha libre.

 

Cabe recordar que este pasado mes de noviembre se dieron a conocer los datos económicos del tercer trimestre de la organización, que facturó 534,2 millones de dólares (483,8 millones de euros) durante los nueve primeros meses del año, un 8,5% más interanual. Ello supone un retroceso en su evolución, ya que en el primer semestre la compañía aumentó su cifra de negocio en un 13% gracias al impulso de Europa.