17 Ene 2022 | 01:54

Líder en información económica del deporte

Media

Plataformas OTT, eSports y ‘fan experience’: el futuro del deporte pasa por lo digital

La tecnología será el principal motor de crecimiento y de cambio de la industria deportiva en los próximos años, según un estudio de PwC.

Guillermo G. Recio

02 nov 2017 - 04:59

 

 

¿Es el deporte uno de los sectores más disruptivos? En los últimos años, diversas herramientas tecnológicas han entrado en la industria para ayudar a una determinada cuestión, pero ahora las innovaciones serán las que harán crecer al mundo del deporte también en términos de ingresos.

 

Según un informe de PwC, al que ha tenido acceso este diario, el crecimiento de la industria deportiva en los próximos 3-5 años estará liderado por los derechos audiovisuales, con un alza del 8%. Por detrás, los patrocinios, que aumentarán un 7,1%; las cuotas de participación, que ascenderán un 6,6%; la venta de entradas y pases VIP, que crecerán un 6,1%, y las licencias y el merchandising, que subirá un 5,9%.

 

Dentro de estas áreas de negocio, el principal factor a tener en cuenta es la irrupción tecnológica en el sector audiovisual. “El surgimiento del smartphone como el dispositivo a través del cual se gestionan la mayoría de nuestras actividades diarias nos ha llevado a tener un medio a través del cual consumir contenido en todo momento”, destaca la firma de servicios profesionales tras analizar una encuesta respondida por casi 200 personas de organismos como la European Broadcasters Union (EBU) o la Asociación Europea de Clubes (ECA), federaciones, agencias de márketing, marcas y consultoras.

 

Este comportamiento ha permitido que los hábitos de consumo se trasladen desde la programación lineal hacia el contenido bajo demanda. Por ello, la primera disrupción en el mercado de los derechos de televisión es la proliferación de nuevas plataformas, como las Over The Top (OTT), los medios digitales y las aplicaciones, para entregar el contenido al fan.

 

 

 

 

“Las empresas de medios pasarán de la adquisición de derechos audiovisuales totalmente exclusivos para eventos deportivos a una combinación personalizada de exclusividad y exposición compartida, con el contenido en abierto como un actor clave en los próximos años”, destaca el director de deportes de la EBU, Stefan Kuerten.

 

En segundo lugar se encuentra la expansión de Internet en el móvil y el acceso al contenido deportivo a través de smartphones, mientras que la última tendencia es el cambio de la estrategia de distribución de las propiedades deportivas, que ahora se relacionan directamente con los aficionados a través de redes sociales y otras plataformas.

 

Otro de los puntos interesantes sobre el rol de la tecnología en el mundo del deporte llega con los wearables, que la mayoría de los encuestados por PwC dice considerarlos como un valor añadido y no como un actor que cambie el deporte. “Estos datos seguirán siendo un producto de nicho que se utilizarán sólo parcialmente para mejorar la experiencia del consumidor final”, señala Bruno Marty, director de deportes de invierno de Infront Sports.

 

En este punto es donde entra el fan engagement, el principal foco sobre el que orbitan diferentes soluciones tecnológicas como la realidad virtual y la realidad aumentada, que dan fruto a los patrocinios virtuales. “La realidad virtual y la realidad aumentada aportarán un valor adicional a los patrocinadores, operadores de televisión, fans y propiedades por igual. Si se resuelven los enigmas de la monetización, esta es una vía muy interesante”, añade Alberto Ramon, director de operaciones de JS3 Sports.

 

También gracias a la tecnología uno de los tres deportes con más futuro son los eSports, junto con el fútbol y el baloncesto. Sin embargo, los directivos encuestados opinan que el deporte olímpico y de invierno tiene un escenario más difícil en los próximos años. ¿Ayudará la apuesta de Eurosport por los JJOO vía tecnología?