Líder en información económica del deporte

Media

Molcaworld presenta su propuesta para ambientar los estadios durante el Covid-19

La compañía valenciana, que ya trabaja con muchos clubes de LaLiga, propone combinar lonas publicitarias con animación dinámica basada en imágenes de aficionados, bufandas, banderas e inclusos flashes de cámaras.

Palco23

13 may 2020 - 10:30

Molcaworld presenta su propuesta para ambientar los estadios durante el Covid-19

 

 

LaLiga y la ACB ya saben que a mediados de junio podrían volver a competir oficialmente, pero lo que aún no está claro es cómo será el ambiente que los futbolistas se encontrarán en los estadios. Las competiciones llevan semanas diseñando planes para ambientar los recintos, y las propuestas no dejan de llegar. Una de ellas es de Molcaworld, que ha presentado un proyecto que combina una alta presencia de patrocinios con ambientación dinámica.

 

La compañía de branding propone insertar imágenes de los aficionados en las gradas, una idea que permitiría a los clubes disponer de un nuevo elemento de conexión con sus fans. Los equipos podrían ofrecer a los seguidores comprar su propia recreación para ser usada durante los partidos que se jueguen a puerta cerrada y que, posteriormente, se guarde de recuerdo.


Estas simulaciones de público irían acompañadas de banderas y bufandas, con tal de dar cierto dinamismo y que los futbolistas puedan percibir cierto movimiento en las gradas. En términos audiovisuales, la propuesta contempla usar flashes de cámaras para recrear la iluminación adicional que se produce en los partidos y la reproducción de sonido ambiente adaptado a cada fase del juego.

 

“Crea un efecto de movimiento continuo semejante a la que genera una afición enfervorecida”, explica el consejero delegado de Molcaworld, Fran Carrasco. “Queremos que cualquier jugador concentrado en el juego no note diferencia respecto a un partido jugado en circunstancias normales”, añade.

 

La parte de ambientación se combinará con una mayor presencia de los patrocinadores, que se insertarían en lonas encajadas dentro de las gradas entre los espectadores ficticios. De esta manera, se podría dar una mayor visibilidad a las marcas y compensar el impacto negativo que haya podido tener el parón de la competición en la activación del acuerdo.