Líder en información económica del deporte

Media

Mediapro llega a un acuerdo y sale del fútbol francés: la LFP recupera los derechos

La compañía española ha renunciado a los derechos de televisión que tenía hasta la temporada 2023-2024 y cierra Téléfoot, la cadena desde la que retransmitía la Ligue 1 y la Ligue 2.

Palco23

11 dic 2020 - 13:00

Mediapro llega a un acuerdo y sale del fútbol francés: la LFP recupera los derechos

 

Fumata blanca en las negociaciones entre Mediapro y la Ligue de Football Professionnel (LFP), la patronal francesa del fútbol. Tras meses de conflicto per el impago por parte de la compañía española de 334 millones de euros correspondientes a los derechos de la pasada temporada (cancelada por el Covid-19), Mediapro ha pactado devolver a la LFP los derechos hasta la temporada 2022-2023. El acuerdo implica el cierre de Téléfoot, la cadena de la compañía española desde la que retransmitía la Ligue 1 y la Ligue 2.

 

Según L’Equipe, el acuerdo pasa por que Mediapro no abone las cantidades adeudadas con el fútbol francés: un plazo de 172,3 millones de euros vencido en octubre y otro de 152,5 millones correspondiente a diciembre. La compañía liderada por Jaume Roures se hizo con el 80% de los derechos de televisión para las temporadas 2019-2020 hasta 2022-2023 por 814 millones de euros por año.

 

Julien Bergeaud, director general de Mediapro en Francia, ha informado de que, tras el acuerdo, Téléfoot cerrará. La compañía esperaba captar 3,5 millones de abonados para rentabilizar la compra de los derechos, pero únicamente ha obtenido 600.000 afiliados.

El Covid-19 llevó al Gobierno francés a decretar la cancelación de las competiciones desde marzo y, a diferencia de lo ocurrido en otros países, no se reanudó ni siquiera sin público con el inicio de la desescalada.

 

La decisión de Mediapro de no atender a los pagos acordados derivó en la intervención de un mediador judicial del Juzgado Mercantil de Nanterre para solventar el conflicto con la LFP, que ahora podrá abrir un nuevo proceso para la adjudicación de sus derechos audiovisuales con Canal+, histórico titular de este contrato, como principal favorito.

 

 

El consejero delegado de la Ligue de Football Professionnel (LFP), Arnaud Rouger, emplazó en octubre a Mediapro a pagar su deuda activando la cláusula de garantía recogida en el contrato que une a ambas partes y que permitiría a la LFP asegurarse cobrarse su deuda, pues el fondo chino Orient Hontai Capital, matriz del grupo Mediapro, estaría obligado a hacer frente al pago de las cuotas.

 

La propuesta de Mediapro pasaba por una rebaja del 25% del acuerdo, así como por la extensión del contrato por dos temporadas más, que alargaría la relación entre las partes hasta el final de la campaña 2025-2026.

 

En este contexto, Canal Plus está dispuesto a pagar 690 millones de euros por temporada por todos los derechos de televisión de la Ligue 1, además de un pago de 590 millones de euros y bonificaciones por las suscripciones. 

 

A causa de esta situación, la liga pidió un préstamo de 120 millones de euros para cerrar el hueco dejado por la falta de pago de Mediapro y abrió la búsqueda de otras vías de financiación. En mayo pidió prestados 224 millones de euros al Gobierno francés por el Covid-19.

 

Mediapro cerró el ejercicio 2019 con unos ingresos de explotación de 1.208 millones de euros, un 19% menos que el ejercicio anterior. Sin embargo, la compañía elevó su resultado de explotación un 45%, hasta 188 millones. El resultado neto se duplicó, hasta 233 millones de euros.