05 Dic 2021 | 20:44

Líder en información económica del deporte

Media

Mediapro: agujero de 225 millones en seis meses, según Moody’s

La productora ha visto reducidos sus ingresos un 38% en 2020 y se tiñó de rojo con pérdidas por 215 millones, que la obligan a buscar liquidez.

Javier Trullols

05 may 2021 - 04:54

Mediapro: agujero de 225 millones en seis meses, según Moody’s

 

Mediapro se enfrenta a un déficit de liquidez de al menos 225 millones de euros durante los próximos seis meses. Así lo apunta Moody’s en un informe, en el que asegura que “el perfil de liquidez de la empresa es insuficiente para cumplir con sus requerimientos de efectivo”.

 

A diciembre de 2020, el grupo tenía un saldo de caja de 99 millones de euros, de acuerdo a la agencia de calificación de riesgo, de los que unos doce millones eran efectivo restringido y, además, no podía utilizar el crédito revolving de 60 millones de euros al haber dispuesto completamente del mismo.

 

De acuerdo a Moody’s, la compañía liderada por Jaume Roures debe afrontar importantes compromisos en 2021, incluyendo 50 millones de euros de amortización de un Term Loan A, “gastos de capital de alrededor de 70 millones de euros y gastos corrientes de 175 millones de euros debido principalmente a las diferencias temporales entre pagos y cobros en 2020; cambios en el reconocimiento de ingresos del contrato internacional de LaLiga; costes de desmantelamiento de las operaciones en Francia y pagos de indemnización final a la liga francesa”.

 

 

Junto a los problemas de liquidez, la agencia señala que la empresa tiene riesgo de incumplimiento de sus covenants (compromisos asumidos con sus acreedores financieros) una vez venza el periodo de gracia que expira en junio de 2021.

 

Para aliviar estas presiones de liquidez, Mediapro está buscando asegurarse una aportación de 250 millones de euros del Fondo de Apoyo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), el hólding industrial del Gobierno español, para apoyar a las empresas afectadas por la pandemia de coronavirus, detalla Moody’s, aunque Imagina, propietaria de la productora, debe someterse a la due diligence y al escrutinio del organismo público para acceder a esos fondos.

 

En el último año, Mediapro ha emprendido varias medidas para mejorar su estructura financiera. Con una deuda que se situaba a 31 de diciembre en 904 millones de euros, los accionistas de la compañía inyectaron 50 millones de euros en el grupo, a través de una ampliación de capital suscrita por todos los socios. Asimismo, obtuvo un crédito de 60 millones de euros avalado por el Instituto de Crédito Oficial (ICO).

En el proceso de refinanciación, la compañía con sede en Barcelona fichó en marzo a Rothschild y a Kpmg para realizar una reestructuración de su deuda financiera, que asciende a 904 millones.

 

 

Mediapro cerró el pasado ejercicio con unos ingresos de 1.115 millones de euros, lo que supone una caída del 38% en relación al año anterior, y en números rojos. El grupo, que no ha hecho público su resultado neto, registró un resultado bruto de explotación (ebitda) negativo de 215 millones de euros, frente a los 224 millones de euros en positivo de 2019.

Las previsiones del grupo para el presente ejercicio pasan por alcanzar una facturación de 1.237 millones de euros, lo que supondría un crecimiento del 10% respecto a 2020. La compañía también confía en obtener un ebitda positivo de 124 millones de euros.