Media

Los nuevos filones del ‘fan engagement’: vídeos automáticos, ‘chatbots’ y hologramas

Las entidades deportivas apuestan cada vez más por nuevas formas de conectar con los fans que están a miles de kilómetros de su actividad, y con la llegada del 5G surgirán nuevas fórmulas que a día de hoy parecen ciencia ficción.

Guillermo G. Recio

27 feb 2018 - 04:59

La tecnología permite llegar a todos los rincones del mundo y conversar con fans que nunca podrán ver un evento en directo

 

 

El deporte lucha a día de hoy por el tiempo de los fans con otros entretenimientos como la música, las series de televisión y la lectura, y por ello ha encontrado en la tecnología a su mejor aliado. Desde hace algunos años se ponen en práctica sistemas de grabación más novedosos que permiten conectar con los seguidores gracias a experiencias más inmersivas, pero todavía hay muchas áreas por explorar y normalizar.

 

“¿Cómo podemos mejorar con la tecnología esa conexión con los aficionados que acuden a un torneo que se celebra en sólo dos semanas al año?”, se preguntó en el marco del Mobile World Congress  la responsable de contenidos digitales del All England Club & The Championships, donde se organiza el torneo de Wimbledon, Alexandra Willis.

 

En su caso, la exposición mediática del Grand Slam durante un periodo de tiempo muy corto se centra en ser lo más ágiles posibles y dar la máxima información posible a los asistentes. Aun así, el mayor reto está en convencer a los que están en casa viendo el torneo ATP, un terreno en el que trabajan con IBM.

 

 

 

 

Matthew Candy, uno de los responsables del proyecto, señaló que “hay que ofrecer el máximo contenido posible para las segundas pantallas”. El directivo explicó que el pasado año empezaron a implementar una novedad que permite “extraer los highlights de una forma automática gracias a los gestos de los jugadores y al ruido del público”.

 

En este terreno también trabaja Intel con varias competiciones, entre las que se encuentra LaLiga. Jonathan Levene, responsable de desarrollo de negocio de la tecnológica, señaló que ya ofrecen varias acciones inmersivas, pero que en dos años se podrá ver perfectamente un holograma de la jugada preferida en el salón de cada aficionado. “Los fans quieren manipular las imágenes, y probablemente en Tokio 2020 ya podremos ver estos avances”, puntualizó.

 

El director de estrategia digital de LaLiga, Alfredo Bermejo, añadió que “competimos como producto de entretenimiento, y queremos ofrecer el mejor contenido, con la mejor producción, los mejores equipos y los mejores jugadores”. Por este motivo, la liga española de fútbol distingue entre “contenido de nutrición”, donde estarían las estadísticas, y “contenido delicioso”, donde se engloban los minijuegos desarrollados por la competición como es su propio fantasy.

 

 

 

 

Marcos Picalló, director de innovación del FC Barcelona, comentó que “llegar a cada rincón del mundo es difícil porque probablemente la mayoría de fans nunca tendrán la oportunidad de ir al Camp Nou a ver un partido”. Sin embargo, gracias a la tecnología, “nos permite mantener una conversación con ellos sin necesidad de que vengan a un partido en directo”. Ejemplo de ello es el chatbot que han puesto en marcha junto a Rakuten en su canal de Viber, donde los seguidores pueden acceder a imágenes, vídeos y contenidos exclusivos.

 

Aunque todas estas novedades suponen un gran paso y algo impensable hace tan sólo un lustro, según Jason Elliott, directivo de Nokia, lo mejor está por llegar gracias a la tecnología 5G. “Nos permitirá transmitir muchos más datos desde un estadio, por lo que los streaming serán totalmente diferentes a cómo los entendemos hoy en día”, avanzó.

 

Esta visión también la compartió tanto Levene como Emili Planas, director de operaciones de Mediapro, quien apuntó que “el reto es dar contenido específico a usuarios específicos”. Es decir, personalizar las imágenes, las estadísticas y el resto de información al gusto de los fans.

 

¿Pero todos estos avances para llegar a los corazones de millones de aficionados en sus respectivos países pueden llegar a suponer un revés para la asistencia a los eventos en directo? “Si no cambiamos también la experiencia en los estadios, la gente preferirá verlo desde sus casas con toda esta tecnología”, alertó Picalló.