29 Ene 2022 | 14:41

Líder en información económica del deporte

Media

Los derechos de TV de la Champions se disparan a 200 millones en España

La Uefa ha puesto en marcha la maquinaria para adjudicar las retransmisiones entre 2018 y 2021, sin poner ya como condición que haya fútbol en abierto.

Marc Menchén

28 abr 2017 - 05:00

 

Meses intensos para la comercialización de derechos de fútbol internacional en España. La Uefa ha puesto en marcha la maquinaria para adjudicar las retransmisiones de la Champions League, la Europa League y la Supercopa entre 2018 y 2021, con una consigna clara: quiere un 30% más de lo que obtenía hasta ahora por televisión en todo el mundo, lo que traducido al mercado español supondrá superar los 200 millones de euros por cada una de las tres temporadas.

 

Fuentes de la industria consultadas por Palco23 indican que la organización ha dado la orden a Team Marketing de que se deben facturar 800 millones de euros anuales más respecto al actual ciclo. Se trata de un objetivo ambicioso, pero que en países como Reino Unido ha demostrado que es posible, ya que allí ha arañado una mejora del 31% gracias a que se ha prescindido de la televisión en abierto y se ha adjudicado todos los contenidos a BT Sport.

 

¿Podría suceder lo mismo en España? Una persona conocedora del proceso de venta señala que Team, la agencia designada por la Uefa para la comercialización, ha cambiado su discurso respecto al de hace tres años. “En las conversaciones de 2014 indicaban que la ventana de la televisión en abierto era muy importante, pero ahora el mensaje es otro: en abierto está bien, pero si llega una oferta para que todos los partidos estén en cerrado y económicamente tiene sentido, se puede plantear”, revela.

 

De hecho, esta es la fórmula que garantizaría la plusvalía de ingresos por televisión respecto al actual ciclo, y que en España supone unos 165 millones de euros por curso: 110 millones aproximadamente por parte de Mediapro para beIN Sports, 40 millones a través de Atresmedia y unos 5,8 millones que corresponden a TV3, que comparte las retransmisiones en Cataluña.

 

 

La cadena pública catalana ya confirmó que intentará retener por más años el paquete actual de derechos, mientras que en el sector aseguran que Atresmedia también ha quedado satisfecha con los resultados que ha obtenido, ya que logró situar varias de las retransmisiones de 2015-2016 entre los eventos deportivos más vistos.

 

No obstante, a favor de las plataformas de pago juega un elemento clave: la Champions League no está considerada un contenido de interés general por el Gobierno, por lo que los operadores de pago podrían pujar por la exclusiva de los contenidos. No obstante, en el caso de Telefónica debería abrirlo a sus competidores, ya que el torneo tiene la condición de premium por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

 

Las fuentes consultadas por este diario señalan que de cómo se resuelva antes del verano esta licitación dependerá en buena parte lo que suceda con la emisión del Mundial de Rusia 2018. Se desconocen los términos económicos de esa licitación, aunque cabe recordar que la última Uefa Uero 2016 se la acabó quedando Mediaset por unos 28 millones de euros, y después de un importante tira y afloja con la organización, que inicialmente pedía 70 millones de euros.

 

El gobierno mundial del fútbol estaría reclamando un importe ligeramente inferior a este, pero las fuentes consultadas señalan que será muy probable que ese importe acabe siendo muy inferior. Especialmente, de cómo se haya acabado resolviendo la licitación por la Champions League.