02 Oct 2022 | 02:30

Líder en información económica del deporte

Media

La Uefa rompe con Panini y entrega a la americana Topps su colección de cromos y colecciones digitales

M.Menchén

04 mar 2015 - 04:50

La Uefa cambia de proveedor de cromos. El máximo organismo del fútbol europeo ha decidido romper el acuerdo de licencia que firmó años atrás con la italiana Panini, ya que a partir de la próxima temporada será el grupo estadounidense Topps el que se encargue de explotar comercialmente la colección de cromos, cartas coleccionables y colecciones digitales de la Champions League y la Europa League.

 

Topps dispone de una amplia experiencia en este negocio gracias a las colecciones que ya explota de la Major League Baseball (MLB) y la National Football League (NFL) de Estados Unidos. El acuerdo será por tres temporadas, a partir de la campaña 2015-2016. Es más, la compañía se atribuye la invención en 1951 del intercambio de cartas colecciones deportivas.

 

Captura de la 'app' Topps Kick de la Premier League.
Captura de la 'app' Topps Kick de la Premier League.

 

"Los juegos de cromos y de cartas son una gran forma de conectar a la Uefa con los jóvenes aficionados de todo el mundo", asegura Guy-Laurent Epstein, director de márketing de UEFA Events. Esta nueva iniciativa, que también incluye la Europa League, permitirá el lanzamiento de colecciones de cromos, cartas coleccionables y colecciones digitales. La entidad no ha dado cifras sobre la repercusión económica del acuerdo.

 

El acuerdo con la Uefa supone todo un espaldarazo para Topps, que hasta ahora había centrado prácticamente toda su actividad en Norteamérica. De momento, también ha conseguido que la Premier League le conceda la licencia para lanzar una aplicación de intercambio de cartas digitales con los jugadores del campeonato inglés. A través de la  app Topps Kick, los usuarios pueden jugarse sus cartas para ganar premios o conseguir mejores jugadores.

 

Está por ver cómo afectaré el acuerdo de Topps con la Uefa a su negocio en Europa, ya que coloca a la compañía en una posición óptima para adjudicarse la licencia de este mismo negocio respecto a la Eurocopa de Francia en 2016. El liderazgo de Panini también podría afectar a otros mercados estratégicos como el español.