21 May 2022 | 16:58

Líder en información económica del deporte

Media

La rivalidad Cavaliers-Warriors dispara su potencial económico en Internet

Las dos franquicias, que se han enfrentado en las últimas cuatro finales de la NBA, se han beneficiado en términos de patrocinadores, fans, valoración de jugadores y exposición en redes sociales.

Ignacio Viruega

28 jun 2018 - 13:00

La rivalidad Cavaliers-Warriors dispara su potencial económico en Internet

 

La rivalidad Cavaliers-Warriors se ha transformado en una alianza envidiable. Desde la temporada 2015, la final de la NBA ha enfrentado a estos dos equipos que han experimentado un crecimiento que se mide en millones de dólares y también de followers. La regularidad de los jugadores LeBron James y Stephen Curry ha sostenido esta progresión que ha favorecido a las franquicias en términos económicos y también a la comercialización de sus estrellas y partners.

 

La medición realizada por Nielsen Sports ha expuesto, entre otros datos, que ambas entidades han multiplicado sus fans desde 2014. Los Warriors han pasado de 2 millones de seguidores a 11 millones y los Cavaliers de 4 millones de usuarios a 10 millones. Sus jugadores estrellas también tuvieron un crecimiento en aficionados. James aumentó sus seguidores en 4 millones y Curry dio un gran salto sumando 10 millones de admiradores. Esto ha tenido su impacto en los ingresos para ambos deportistas. Para la revista Forbes ambos atletas están entre los diez mejores pagados del mundo. Durante la temporada 2017-2018, el primero ingresó 85,5 millones de dólares y el segundo 76,9 millones de dólares.

 

El otro indicador que demuestra que esta rivalidad sólo ofrece beneficios es el de los patrocinadores. Las marcas han aprovechado al máximo la exposición televisiva que las franquicias han tenido en las últimas cuatro temporadas. La final que más retorno económico les ha generado fue la de 2016, en la que 169 marcas aparecieron en las retransmisiones y recibieron una visibilidad equivalente a 200 millones de dólares por exhibirse en pantalla. El motivo se debe a que aquella lucha por el anillo de oro exigió disputar siete partidos. Mientras más encuentros se disputen mayores serán los beneficios.

 

 

Por otro lado, la cantidad de interacciones que estos equipos han tenido en redes sociales como Instagram, Facebook y Twitter a través de sus fans y de sus cuentas oficiales, ha generado una alta exposición para los patrocinadores. En combinación, las dos franquicias obtuvieron más de 680 millones de comentarios, retweets y likes; siendo Instagram la más utilizada por los aficionados con más de 551 millones de publicaciones y, como en la última de estas finales, los Warriors vencieron a los Cavaliers en esta red social con 280 millones de posts, nueve millones más que la franquicia de Cleveland.