26 May 2022 | 22:41

Líder en información económica del deporte

Media

La Rfef desecha la oferta de Mediapro y mantiene a Rtve por falta de tiempo

La Federación rechaza convocar una segunda ronda de ofertas, como le insta el juez, porque “es imposible, por falta de tiempo, convocar a los cuatro operadores”. Mediapro decidirá qué acciones legales emprende el lunes.

Palco23

24 may 2019 - 16:46

La Rfef deberá valorar la oferta de 1,7 millones de Mediapro por la final de Copa

 

 

Radiotelevisión Española (Rtve) no perderá la emisión de la final de Copa del Rey. La Real Federación Española de Fútbol (Rfef) ha decidido mantener su decisión de elegir al grupo de medios públicos después de descartar la oferta de 1,7 millones de euros presentada por Mediapro. Pese a que ahora debería haber abierto una segunda ronda de ofertas, como le obliga el Juzgado de lo Mercantil número 12, el ente presidido por Luis Rubiales no lo hará porque “es imposible, por falta de tiempo, convocar a los cuatro operadores”.


Está por ver cuáles serán los próximos pasos, pues la decisión del regulador supone desacatar un auto judicial e impide la igualdad de oportunidades en el proceso. De momento, Mediapro ya estudia qué acciones legales emprende. ¿La razón? La oferta ganadora es la que el grupo de medios públicos presentó en segunda ronda, después de que su primera propuesta fuera descartada junto a las de Atresmedia y Mediaset por no alcanzar el precio mínimo de reserva.

 

“La Rfef confirma que será televisada por RTVE, al ser el operador que ha planteado la propuesta económica de mayor cuantía”, señala en un comunicado. Y añade, sin precisar por qué: “Podrían concurrir causas de incompatibilidad para la emisión de dicho partido por parte de Mediapro, según prevé el Real Decreto Ley 5/2015”.

 

 

 

 

Cabe recordar que el juez instaba a “retrotraer las actuaciones al momento inmediatamente anterior al acuerdo adoptado por dicha Federación el pasado 7 de mayo de 2019 que supuso la exclusión de la oferta”. Y está por ver, entonces, cuál será el desenlace de los acontecimientos.

 

El problema continuará para la Rfef, pues ahora se expone a una reclamación por daños y perjuicios de las partes implicadas. El grupo de medios públicos se aseguró el contrato después de batir económicamente a la oferta presentada por Mediaset, que sí participó en la segunda ronda de ofertas a diferencia de Atresmedia. Por el momento, no se ha producido ningún pronunciamiento oficial por ninguna de las cadenas afectadas.

 

El auto, que se reitera en los argumentos para dictar las cautelares, señala que la cautelar no es porque afecte a un licitador concreto, pues “no se analiza si es correcta la exclusión del solicitante o no, sino la validez o ineficacia, con posible nulidad de la misma por abuso de posición dominante de dicha cláusula, conforme a la normativa de competencia desleal”.


El juez también descarta el argumento de la Rfef de que Mediapro había aceptado los pliegos al presentarse. En este punto, señala que una cosa es acudir a un concurso y otra distinta que, “una vez notificada la resolución, […] poder ejercitar su derecho ante los tribunales, al margen que en la propia decisión o acuerdo no se establezca nada al respecto. “Es cierto que se podían haber presentado las medida cautelares antes, pero también lo es que el procedimiento se podía haber realizado con la antelación propia de un evento tan relevante”, añade, sobre la premura con que se realizó el concurso.

 

 

 

 

 

En este punto, el auto añade que el mismo informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (Cnmc) ya lanzaba un aviso, al pedirle que se ciñera a los criterios establecidos en el Real Decreto-Ley que regula la venta centralizada de los derechos de televisión del fútbol. “El sistema de comercialización y explotación de los derechos audiovisuales se regirá por el principio de libertad de empresa dentro del marco del sistema de evaluación establecido por la normativa europea y española de la competencia”, indica el mismo.

 

Durante la vista del día de hoy también se ha evidenciado el interés de la Rfef en excluir específicamente a Mediapro de sus proyectos. Los responsables de la Federación que han testificado han admitido que fue el secretario general, Andreu Camps, el que propuso incluir la polémica cláusula en los pliegos, y que se solicitó un informe específico sobre el grupo audiovisual y el proceso que afectó a dos ejecutivos de su filial en Estados Unidos.

 

Es más, el secretario de cumplimiento de la Rfef, Javier Puyol, ha admitido que los pliegos que se publicaron finalmente “se lo dieron cocinado”. En este punto, el juez rechaza nuevamente esa cláusula porque “es contraproducente que en marco de la transparencia que alegan manifiesten que se excluyen Delitos Contra la Hacienda Pública […], solo por existir discrepancias y controversias al respecto, y se incluyan delitos que puedan ser cometidos por otras sociedades de un grupo fuera del territorio español (sin sanción penal en España en principio), e incluso en el marco de reconocimiento de responsabilidad penal, cuando además previamente se había solicitado un Informe sobre Mediapro”.   

 

El tirón de orejas a la Federación continúa, pues también la acusa de “actitud dilatoria procesal”, ya que no remitió su escrito de alegaciones hasta el miércoles por la tarde pese a ser notificada el lunes, provocando que no avanzara el caso hasta ayer, jueves.