26 Jun 2022 | 00:48

Líder en información económica del deporte

Media

La “paradoja de la elección”: cuando la TV tradicional es un refugio dentro de la OTT

Un estudio de Nielsen señala que los consumidores, ante la saturación de contenidos audiovisuales a la que están expuestos, acaban apostando por volver a programas que ya conocían.

M.M.A.

31 jul 2019 - 04:59

La “paradoja de la elección”: cuando la TV tradicional es un refugio dentro de la OTT

 

 

MotoGP en Dazn, LaLiga en Movistar+ y Orange, la Asobal en LaLigaSports TV y cualquier serie de actualidad en Netflix. Muy lejos ha quedado la época en la que sólo había dos canales de televisión, pero ahí continúa estando el refugio de muchos consumidores ante tanta saturación de oferta televisiva. Es lo que Nielsen ha bautizado como “la paradoja de la elección”. “Uno de los mayores desafíos que enfrentan los consumidores de medios hoy en día es encontrar algo para mirar o escuchar”, añade la consultora.

 

El análisis del comportamiento de la audiencia durante el primer trimestre de 2019 ha revelado que “los usuarios de transmisión tienden a gravitar hacia sus preferencias tradicionales de televisión cuando no están seguros de qué mirar”. Dicho de otra manera, difícilmente acabarán viendo un evento deportivo que no tenían en el radar si previamente no sabían que se iba a celebrar.

 

No es un detalle menor, puesto que el estudio elaborado entre consumidores de Estados Unidos señala que un 22% de los telespectadores no sabe qué quiere ver cuando enciende la televisión y otro 33% tiene una idea muy vaga de lo que busca en ese momento. “Por difícil que sea comprender, no es raro que se desarrollen escenarios de indecisión”, señala Nielsen, que atribuye parte de esta circunstancia a una libertad de elección que ha ido creciendo año a año, tanto por tipo de contenidos como por horario de emisión.

 

En promedio, los adultos de entre 18 y 34 años destinan 9,4 minutos a decidir qué van a ver en televisión, cifra que disminuye a 8,4 minutos para personas de entre 35 y 49 años. De ahí que muchas plataformas estén introduciendo sistemas de alertas, de forma que puedan avisar al usuario cuando va a empezar un partido o una carrera que puede ser de su interés, como es el caso del deporte. “Casi el 30% de los adultos de transmisión entre 18 y 49 años dijeron que a veces dejan de mirar contenido si no pueden encontrar algo atractivo”, advierte Nielsen.

 

El informe percibe importantes cambios a nivel generacional, pues las conclusiones de su investigación revelan que “los adultos más jóvenes tienen más probabilidades de explorar” contenido recomendado que no tienen por qué conocer. En cambio, un 63% de los mayores de 35 años tiende a refugiarse en los canales que ya conoce y no confía tanto en las propuestas alternativas. Por el contrario, un 45% de los que están por debajo de esa franja de edad navega por los menús.

 

Ahí está el gran reto de las competiciones deportivas, pues su éxito depende de que el consumidor sepa con precisión sus horarios ante la importancia que cobra el directo en esta industria. A los sistemas de alertas, las plataformas como las creadas por LaLiga y Dazn se le han ido incorporando contenidos a la carta que pueden ser consumidos en cualquier momento. Aun así, los primeros datos recopilados por la OTT británica en España son claros: el 76% del consumo es en directo.