17 Ago 2022 | 09:42

Líder en información económica del deporte

Media

La Organización Mundial del Comercio acusa a Arabia Saudí de promover la piratería

La entidad afirma que el país no tomó las medidas necesarias para cerrar la plataforma beoutQ, cuyo cese de la actividad ha sido reclamado durante años por Fifa, Uefa, LaLiga, Premier League y Bundesliga, entre otras competiciones.

Palco23

16 jun 2020 - 19:02

La Organización Mundial del Comercio acusa a Arabia Saudí de promover la piratería

 

 

Arabia Saudí promovió y apoyó activamente la piratería a través de la plataforma beoutQ. Así lo señala la Organización Mundial del Comercio (OMC) en un informe en el que concluye que las emisiones del operador televisivo son ilegales, e insta a Arabia Saudí a que “actúe en conformidad con sus obligaciones”.

 

El organismo también considera que el país tomó medidas que “directa o indirectamente han tenido como resultado evitar que beIN obtuviera asesoramiento legal en Arabia Saudí para hacer cumplir sus derechos a través de procedimientos legales en el país”. Este falló aumenta la presión sobre Arabia Saudí, que ha sido señalada por parte de las autoridades competentes de Estados Unidos y la Unión Europea por vulnerar los derechos de autor en ese país.

 

Como parte de este proceso, la Premier League, LaLiga, la Bundesliga alemana y los órganos rectores del fútbol mundial y europeo, la Fifa y la Uefa, presentaron pruebas que incriminan al país. De hecho, estas entidades, junto con las cinco principales ligas de fútbol de Europa y la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) pidieron de forma conjunta hacer frente a la piratería deportiva internacional como titulares de los derechos de competiciones deportivas, infringidos de forma sistemática por la citada operadora de televisión.

 

Tras el anuncio de la OMC, la Uefa ha reafirmado su compromiso contra la piratería. “El fallo de hoy muestra claramente que nadie involucrado en la piratería audiovisual debe considerarse por encima del estado de derecho”, ha señalado el organismo presidido por Aleksander Ceferin.

 

Este informe llega meses después de que un estudio encabezado por la Fifa y la Uefa, con el apoyo de las competiciones nacionales, probara que Arabsat, empresa pública de satélites con sede en Riad, había facilitado la infraestructura para favorecer las retransmisiones ilegales de la plataforma beoutQ no sólo en Arabia Saudí, sino también por el resto de Oriente Próximo.

 

Se estima que las retransmisiones ilegales de beoutQ mermaron a otros operadores y tenedores de los derechos audiovisuales de las competiciones de fútbol, como beIN Sports, que ha cifrado en 1.000 millones de dólares el coste de la piratería en Oriente.

 

Alianza internacional para cerrar grupos de piratería

En paralelo al anuncio de la OMC, la Europol, la Policía Nacional y Eurojust, como agencia de la Unión Europea para la cooperación judicial de los estados miembro, han llevado a cabo una operación para cerrar una red de piratería que ofrecía más de 40.000 canales de vídeo y contenido bajo demanda a dos millones de suscriptores.

 

Dicho cierre es el resultado de la demanda penal interpuesta por LaLiga con el apoyo de la Bundesliga, la NOrdic Content Protection y Nagra, como división de televisión digital de la empresa suiza Kudelski Group.

“La red tenía su sede en España, pero operaba en todo el mundo: Bélgica, República Checa, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Rumanía, Suecia, Suiza, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos; generaba beneficios superiores a los 15 millones de euros”, ha comunicado LaLiga.