11 Ago 2022 | 19:40

Líder en información económica del deporte

Media

La nueva Supercopa de España promedia 1,43 millones de telespectadores por partido

Un total de 2,2 millones de personas siguieron los penaltis de la final, mientras que la prórroga la vieron dos millones de aficionados y el tiempo reglamentario 1,6 millones de espectadores. 

Palco23

13 ene 2020 - 16:51

La nueva Supercopa de España promedia 1,43 millones de espectadores por partido

 

 

Una media de 1,43 millones de espectadores siguieron la nueva Supercopa de España. El torneo, que ha dado un giro a su formato de competición para disputarlo como final-four con cuatro participantes en lugar de dos, se emitió en la plataforma de televisión de pago Movistar+.

 

La final congregó delante del televisor a una media de 1,97 millones de espectadores, una cifra que se elevó por el repunte que supusieron la prórroga y los penaltis. El partido lo siguieron 1,66 millones de personas, lo que representó un 11,4% de share de la televisión de pago. La cifra se elevó a dos millones de personas y un 12,1% de cuota de pantalla y hasta 2,2 millones de aficionados durante los penaltis, con un 12,7% de share.

 

La semifinal más vista fue la del Atlético de Madrid y el FC Barcelona, con 1,27 millones de espectadores y una cuota de 8,6%, por los 1,05 millones que siguieron el encuentro entre el Valencia CF y el Real Madrid. El minuto de oro del torno alcanzó los 2.255.000 espectadores a las 21:36 horas, que es cuando el Real Madrid marcó el penalti definitivo para ganar el torneo.

 

Es la primera vez que la Supercopa de España se emite en una plataforma de pago, y la audiencia de la final lo ha notado. Sin ir más lejos, la final entre el Sevilla y el FC Barcelona de la pasada temporada la siguieron una media de 4,7 millones de espectadores por Rtve, un 36,5% de share.

 

Telecinco emitió el choque, que era a doble partido, entre 2015 y 2017. La edición que registró mejor cifra de audiencia fue la de hace dos temporadas, cuando FC Barcelona y Real Madrid disputaron la Supercopa de España, con audiencias medias que superaron los 7,1 millones de espectadores.

 

Con todo, la edición más vista fue la de 2011, cuando el partido de ida entre Madrid y Barça registró 6,4 millones de personas de media y el encuentro definitivo alcanzó los ocho millones de personas y una cuota de pantalla del 54,5%.