03 Dic 2021 | 22:50

Líder en información económica del deporte

Media

La justicia francesa obliga a Bein a garantizar la producción y difusión de los partidos

El Juzgado de lo Mercantil de Nanterre (Francia) se pronunciará hoy sobre la decisión y dictará sentencia sobre quién tiene que retransmitir los derechos de la competición. 

Palco23

05 ago 2021 - 11:56

La justicia francesa obliga a Bein a garantizar la producción y difusión de los partidos

 

 

 

Otro capítulo en el drama de los derechos televisivos en Francia. La justicia francesa obligó ayer a Bein Sports garantizar la difusión de todos los partidos de la liga francesa, pese al conflicto que mantiene con la Liga de Fútbol Profesional francesa(LFP). Durante el día de hoy, otro tribunal se pronunciará sobre la cuestión.

 

La resolución de ayer, tomada por unos jueces parisinos, obliga a Bein Sports a garantizar la producción y difusión de dos partidos que adquirió en 2018 y que un año más tarde subcontrató a Canal Plus.  

 

El Juzgado de lo Mercantil de Nanterre (Francia) se pronunciará hoy sobre la decisión y dictará sentencia sobre quién tiene que retransmitir los derechos de la competición. Esto será decisivo para el fútbol galo, puesto que, en caso de ser favorable a Canal+, los clubes dejarán de ingresar el primer plazo de ese contrato, de unos 56 millones de euros. Sin embargo, los jueces también pueden pronunciarse en favor de Bein Sports y la LFP, en cuyo caso Canal Plus debería pagar y retransmitir los partidos.   

 

 

 

 

El lunes, la LFP se unió  a la acción legal de la cadena de televisión de pago Bein Sports contra Canal Plus, ya que esta ha preparado una acción judicial directa contra Canal Plus para asegurarse el cobro de una cuota pendiente. 

 

Bein Sports pretende obligar al canal codificado a cumplir con sus obligaciones y abonar el primer pago por el lote 3 de los derechos de televisión de la Ligue-1. El lote, de dos partidos por jornada, y valorado en 332 millones de euros anuales, está en manos de Canal Plus fruto de una sublicencia de la emisora catarí, que no ha hecho efectivo el primer pago de 500.000 euros a Bein Sports.

 

 

En este contexto, la LFP quiere obligar a la emisora a garantizar la programación y transmisión de los partidos, también en su canal premium, así como el márketing relacionado junto con los pagos acordados.

 

Canal Plus había advertido que ya no retransmitiría los partidos de la Ligue-1 después de que la LFP otorgara a Amazon el inventario de derechos de las dos principales divisiones que anteriormente ocupaba Mediapro, la agencia de derechos y el grupo de producción. Canal Plus se niega a pagar 332 millones de euros por sólo dos partidos al día, importe superior al pagado por Amazon por el 80% de los partidos, quien desembolsó 250 millones de euros al año.