Líder en información económica del deporte

Media

La gallega Naffta entra en moda masculina con la selección española de tenis

Palco 23

09 feb 2015 - 04:50

Naffta dará sus primeros pasos en moda masculina probablemente con los mejores modelos posibles: la selección española de tenis. La empresa gallega, hasta ahora especializada en prendas femeninas para deportes de raqueta, fitnessrunning, ha firmado un acuerdo con la Real Federación Española de Tenis, por la que diseñará las equipaciones con las que jugarán los equipos nacionales, tanto masculino, como femenino, en Copa Davis y Copa Federación.

 

La compañía viguesa aún no ha dado a conocer los diseños definitivos, con los que vestirán jugadores, entrenadores, médicos, capitanes, directores deportivos y personal de apoyo. Se desconoce cómo afectará esta colaboración institucional con los contratos de patrocinio que jugadores como Rafa Nadal, Feliciano López o Fernando Verdasco tienen con sus respectivas marcas. Según Naffta, para este proyecto se ha escogido "un tejido específicamente seleccionado, la máxima calidad de nuestros materiales y la singularidad de los elementos estéticos y decorativos.

 

"El acuerdo contribuirá a consolidar el empleo y la expansión internacional de la compañía, ya que nuestro objetivo a medio plazo es consolidarnos como la referencia mundial en ropa deportiva de alta calidad", asegura Miguel Sainero, consejero delegado de Naffta. Además de los de Copa Davis y Copa Federación, los equipos de sub-12, sub-14, sub-16 y sub-18 llevarán también las equipaciones de Naffta, así como las selecciones femeninas y masculinas de veteranos, los árbitros y los equipos de tenis en silla de ruedas que representen a España en competiciones europeas y mundial

 

La empresa actualmente concentra el grueso de su negocio en España, con la distribución a través de tiendas multimarca, una red de establecimientos a través de las que distribuirá la nueva Colección RFET-Naffta. La textil fue fundada en 1996 y tiene su sede central en Vigo, donde emplea a 30 personas. La compañía, de capital español, superó el concurso de acreedores en 2010 y facturó 2,4 millones de euros en 2013, 100.000 euros más que el ejercicio anterior.