04 Dic 2021 | 14:57

Líder en información económica del deporte

Media

Klutch Sports, la empresa del 'superagente' Rich Paul, se cuela en el top 100 de la revista Time

La empresa estadounidense de representación deportiva, fundada en 2012 por el agente Rich Paul, se ha instalado como una entidad pionera y de las más influyentes de la NBA.


Albert Ferrer

29 abr 2021 - 04:47

Klutch Sports, la empresa del 'superagente' Rich Paul, se cuela en el top 100 de la revista Time

 

 

Klutch Sports se asiente entre los grandes. La agencia estadounidense de representación de deportistas ha sido considerada por la revista Time como una de las 100 empresas más influyentes del mundo. El impulsor de la agencia es Rich Paul, un hombre hecho a sí mismo que ha conseguido levantar un imperio millonario gracias, en gran parte, a su amistad con LeBron James.

 

En 2002, Rich Paul se topó en un aeropuerto con un joven de 18 años llamado LeBron James. El jugador, que siempre ha sido fan de la moda retro, no pudo evitar fijarse en la prenda que lucía Paul, una camiseta de un equipo de fútbol americano de los años 80. Tras quedar fascinado por la vestimenta, James se acercó y le preguntó de dónde la había sacado; su fascinación fue mayor cuando recibió como respuesta que él mismo las modificaba para venderlas. Tras intercambiar los teléfonos y, posteriormente, hacerse amigos íntimos, casi 20 años después ambos han formado una alianza que está atrayendo a los mejores deportistas de la National Basketball Association (NBA) y de otros deportes como la NFL.

 

El joven, que se sentía atraído por la moda urbana y las sneakers, se ganaba la vida como vendedor de camisetas retro, comprándolas por 130 dólares para, posteriormente, revenderlas por el doble. Con los ingresos que iba generando, Paul pretendía abrir su propia tienda de moda deportiva, pero todo cambió cuando LeBron James entró en la NBA y le contrató como consejero y gestor de sus contratos de márketing.

 

Tras ello, en 2007 fichó por la conocida agencia de representación estadounidense Creative Artists Agency (CAA, por sus siglas en inglés) hasta que, en 2012, abandonó la compañía para fundar su propia agencia, Klutch Sports Group, y se llevó a LeBron James con él.

 

 

 

 

Rich Paul comenzó a hacerse un nombre en la NBA en 2014, ya que él fue determinante en el regreso de King James a su hogar, Cleveland, tras dejar atrás los Miami Heat. Tras ello, algunos compañeros de LeBron en los Cleveland Cavalliers decidieron apostar por Paul como representante, como fue el caso de J.R. Smith y Tristan Thompson, que poco tiempo después renovarían con sus equipos por cantidades astronómicas; este último consiguió un contrato de 94 millones de dólares por cinco años.

 

La agencia de representación compite de forma directa con otras empresas del sector como Octagon, que representa a Stephen Curry o Giannis Antetokounmpo; Excel Sports, que defiende los intereses de Ricky Rubio y Blake Griffin; Creative Artists, que se encargan de jugadores como Zion Williamson o Chris Paul y Wasserman, que representa a Russell Westbrook y Klay Thompson.

 

Tras la renovación de Tristan Thompson, jugadores importantes del campeonato decidieron firmar con Klutch Sports. Ben Simmons, Draymond Green, Lonzo Ball o Anthony Davis fueron algunos de los más destacados que se unieron a las filas de Paul Rich.

 

 

 

 

En 2019, una parte del capital de la empresa fue adquirido por otra agencia de representación, la también estadounidense United Talent (UTA), que se encarga de representar amplios sectores, como es el caso del actor Johnny Depp. El objetivo de ambas empresas era poder expandir el negocio de representación deportiva a otras competiciones como la National Football League (NFL) y la Major League Baseball (MLB).

 

En 2020, la compañía Klutch Sports se encontraba en el puesto 13 de la lista de agencias deportivas de la lista Forbes. Por aquel entonces, Rich Paul había movido más de 620 millones de dólares en relación con contratos de sus jugadores. Según la revista Forbes, la comisión del agente deportivo en 2020 se elevó hasta los 46 millones de dólares.