06 Jul 2022 | 15:29

Líder en información económica del deporte

Media

Jaume Roures (Mediapro): “De no vivir igual el fútbol a desengancharse hay un paso”

El presidente de Mediapro reconoce que el coronavirus ha provocado que sea necesario “replantearse” todo el negocio, incluyendo el del fútbol.

Palco23

20 ene 2021 - 18:56

Jaume Roures (Mediapro): “De no vivir igual el fútbol a desengancharse hay un paso”

 

 

Jaume Roures, máximo responsable de Mediapro, ve en la pandemia del Covid-19 un riesgo para el fútbol. El deporte lejos de los aficionados no es el mismo y la situación va “aún para largo, como mínimo todo este 2021 tendremos que continuar todos con los mismos parámetros”, advierte en Radio Marca.


En relación a si el negocio del fútbol está tocado por el coronavirus, Roures reconoce que “el Covid-19 lo hace replantear todo, no sólo en el audiovisual o en el fútbol”. También “en los bares, en la publicidad en la radio, en la sanidad y en el conjunto de la sociedad”, asegura. “Estamos en una época nueva de la que no sabemos nada, ni siquiera cuándo podremos estar seguros de haber vencido”, sostiene, y eso tendrá consecuencias.

 

Para el empresario la sensación de que “el fútbol es aburrido” le pasa, sobre todo, “con las ligas de fuera, porque aquí hemos orquestado con LaLiga un ambiente sonoro real y una imagen digital de público”. En cambio, “con la Bundesliga, la liga francesa o la Premier se sufre más”.

 

Roures considera que “tenemos que analizar hasta qué punto esta situación desengancha a la gente del fútbol”, ya que “viendo la tele ya no es lo mismo” y de “no vivirlo igual a desengancharse, hay un paso”, que es lo que tiene que preocupar al sector. “Como mínimo esta temporada la acabaremos igual, en general y en todos los deportes. El fútbol tiene más fuerza y por tanto ese desenganche puede ser más peligroso”, destaca.

 

 

Por otro lado, Roures explica que la renegociación del contrato de los bares “ya estaba hablada”, y recuerda que la mayoría de los bares están “cerrados”. “Es como si te venden un coche eléctrico y después no puedes cargarlo”, señala. “Si los bares están cerrados tenemos que ver al menos cómo se conjuga esto”, afirma. Era un negocio en el que “trabajábamos conjuntamente para levantar una categoría que había sufrido vaivenes y que ahora se ha tenido que parar”.

 

Finalmente, expone que “la Superliga es una entelequia. No es que sea imposible, pero se habla de una competición que se comería a las ligas nacionales, para los veinte clubes más ricos y se habla de un dinero que no existe”. “Entre los clubes fundadores se hace un reparto que no es superior a lo que reciben ahora”, asegura, y opina que “no va a existir, pero si lo hiciera, no sería superior a las ligas. Pero además intentan engañarnos porque no es lo mismo unos octavos de final de la Champions que una liguilla cerrada”.  “¿La gente se va a enganchar a partidos de clubes españoles si quedan octavo o catorceavo?”, se pregunta, al tiempo que defiende la importancia de las competiciones locales.