03 Jul 2022 | 19:10

Líder en información económica del deporte

Media

Infinity Ride abre ronda de medio millón de euros y busca dar el salto a Latinoamérica

La plataforma de ciclismo indoor con sede en Terrassa y dirigida a gerentes, instructores y socios de gimnasios prevé dar servicio a 540 clubes en 2023, año en el que estima que su facturación se situará en 1,5 millones de euros.

Infinity Ride abre ronda de medio millón de euros y busca dar el salto a Latinoamérica
La compañía empezó a operar el año pasado con una inversión de 300.000 euros.

M. L-E.

02 jun 2022 - 05:00

Infinity Ride busca la fuga. La marca de ciclismo indoor, propiedad de Fitness by Tess, abrirá en las próximas semanas una ronda de medió millones de euros para seguir con su crecimiento. Posteriormente, buscará financiación con otras nuevas rondas. En 2024 espera desembarcar en Latinoamérica y lanzar nuevos productos, según explican Teresa Luque y Beatriz Collado,

 

La plataforma, una herramienta de gestión integral de ciclismo indoor, prevé dar servicio a 540 clubes en 2023, año en el que estima que su facturación será de 1,5 millones de euros. Para 2024 prevé duplicar esta cantidad con la entrada en México o Argentina

 

Infinity Ride estima que a finales de 2022 alcanzará el break even y facturar unos 300.000 euros. A corto plazo, el objetivo es mejorar en conectividad y asentar el producto en el país. Además, otros de los planes de futuro pasan por ofrecer nuevos productos de otras disciplinas bajo el paraguas de la marca como entrenamientos de fuerza o de cuerpo y mente. “Detectamos una carencia de instructores de cycling indoor puesto que ahora son multidisciplinares y no disponen del tiempo necesario para crear las clases:  nosotros somos la llave en mano tanto para instructores como para gerentes entregando las clases ya hechas”, asegura Luque.

 

 

 

 

La compañía empezó a operar el año pasado con una inversión de 300.000 euros, de los que 200.000 euros se obtuvieron a través de financiación bancaria. Actualmente cuenta con seis empleados con experiencia en gestión empresarial y en el sector del ciclismo indoor. Además, cuenta con doce creadores de clase.

 

Con sede en Terrassa, para distribuir su producto, la empresa está cerrando acuerdos de colaboración con fabricantes de bicicletas indoor o distribuidores en zonas estratégicas para el sector. 

 

La empresa nació enfocada al home fitness tras el confinamiento, con una cuota de 9,50 euros, pero finalmente, hace nueve meses, decidió virar su modelo de negocio e hizo un proceso de rebranding, por lo que ahora sólo ofrece su producto a los gimnasios. El servicio para entrenar en casa sólo se mantiene para aquellos usuarios que se registraron al principio, puesto que “mantenerlo entraría en conflicto con el modelo de negocio actual”, remarca Luque.