Media

El ‘aficionado OOH’: mejor en el bar, con amigos y en grupos de tres

Un estudio de Nielsen analiza cuál es el perfil de los espectadores que ven retransmisiones deportivas fuera de casa, que son mayoritariamente hombres que rondan los cuarenta años.

M.M.A.

13 dic 2018 - 04:59

El ‘aficionado OOH’: mejor en el bar, con amigos y en grupos de tres

 

 

El verdadero negocio audiovisual para todas las propiedades deportivas está en el consumidor final, pero la actividad en los establecimientos públicos no deja de ser también muy lucrativa. Muestra de ello es el plan de LaLiga y Mediapro para erradicar el fraude en los bares y doblar la base de este tipo de suscriptores en España, por encima de los 120.000 contratos. Pero, ¿quién llena cada fin de semana los bares para ver deporte? Según Nielsen, mayoritariamente hombres que rozan los cuarenta años. Es el aficionado OOH.

 

“Mientras que asistir a un evento deportivo en directo es una experiencia en sí misma, reunirse en un lugar común con familiares y amigos para ver la acción en una pantalla de televisión crea una experiencia única y un vínculo que también es difícil de replicar”, señala la consultora, que ha analizado el comportamiento de estos seguidores out of home (OOH, fuera de casa) en Estados Unidos.

 

El análisis determina que el 62% de las personas que prefieren ver el deporte acompañado y en espacios públicos son hombres, por un 38% de mujeres. Además, queda claro que no es una propuesta que seduzca a los más jóvenes, pues la edad media de estos consumidores es de 38 años, que encaja con el grupo de edad en el que se concentra la gran base de aficionados al deporte, según múltiples estudios.

 

 

 

 

Nielsen apunta a que podría haber un claro componente económico en la decisión de acudir a un bar con amigos, pues señala que los ingresos medios de los hogares en los que viven los OOH se sitúan en 67.000 dólares. Este importe se dobla, hasta 130.000 dólares anuales, si se analiza únicamente el perfil de espectador de más de 35 años. “Para muchos, […] los deportes son celebraciones, eventos sociales que reúnen a personas de todos los ámbitos de la vida para animar a sus equipos favoritos”, apunta la consultora sobre el porqué de estas diferencias de renta.

 

Lo que sí está claro es que el establecimiento más habitual es el bar o el restaurante, pues el 40% de estos aficionados señala que en este tipo de locales donde vio acompañado un torneo deportivo. Un 34% indica otros lugares y, si bien no los identifica, el análisis señala que se trataría de coches gracias al streaming o incluso el gimnasio, donde cada vez más máquinas de cardio incorporan acceso a Internet.

 

En lo que no hay muchas diferencias es en el número de personas de las que se acostumbra a rodear el OOH. Son grupos de entre tres y cuatro personas, ya sea un grupo de mujeres, de hombres o mixto. Y eso tiene una consecuencia directa que no gustará a las marcas: la atención a los anuncios y la retransmisión baja al 50%, ya que a la competencia de otros contenidos se le suma algo más: la conversación entre amigos.