24 May 2022 | 11:36

Líder en información económica del deporte

Media

Del ‘Fan Fest’ a las redes sociales, el ‘gol’ de los espónsors en el Mundial de Rusia 2018

Un total de 7,7 millones de seguidores visitaron las zonas de exhibiciones que las empresas patrocinadoras de la competición habilitaron en las sedes. Las marcas dispusieron de más de 90 horas de exposición a través de los anuncios televisivos.

Aitor Rus

07 may 2019 - 04:58

Un total de 7,7 millones de seguidores visitaron las zonas de exhibiciones que las empresas patrocinadoras de la competición habilitaron en las sedes. Las marcas dispusieron de más de 90 horas de exposición a través de los anuncios televisivos.

 

 

Las marcas se suben a la ola de fútbol en Rusia. Una Eurocopa, un Mundial de fútbol o unos Juegos Olímpicos son eventos capaces de congregar a una masa de seguidores superior a cualquier otro acontecimiento deportivo. El carácter multitudinario de estas competiciones supone una oportunidad de oro para que los patrocinadores aumenten su impacto entre los fans y que su relevancia consiga permearse en un mayor número de países en todo el mundo.

 

El Mundial de fútbol de Rusia 2018 supuso un resorte para las marcas que patrocinaban el evento. Alrededor de 7,7 millones de aficionados visitaron los Fan Fest que los espónsors habilitaron en las diferentes ciudades sede, según el informe de Nielsen 2018 Fifa World Cup Russia elaborado en 2018. Una cifra que supera en 2,5 millones a los registros del evento de 2014 celebrado en Brasil.

 

Actividades como la Fan Fest ayudan a mejorar todavía más la experiencia de los fans. El 71% de los aficionados que visitaron las exhibiciones comerciales de las marcas dicen que los actos patrocinados a los que asisitieron ayudraon a mejorar la experiencia de asistir a un acontecimiento de estas características. La valoración que los fans hicieron de las Fan Fest también mejoró respecto a 2014 (de un 7,8 a un 8,9). Esto contribuyó a mejorar la imagen de los patrocinadores por parte de los seguidores hasta el punto de que el 61% de ellos se muestra orgulloso de trabajar para una compañía que patrocinara al Mundial, mientras que el 53% compró alguno de sus productos.

 

 

 

 

En los estadios se reunieron a más de tres millones de espectadores a lo largo de todo el torneo y más de la mitad acudieron también a actos organizados en los alrededores. Los millenial fueron los grandes protagonistas de esa edición ya que el 86% de los espectaodores en los estadios pertenecían a la generación nacida en los años 80 y el 52% de los aficionados que acudieron a los eventos patrocinados por las marcas también pertenecían a este segmento demográfico. El espíritu del Mundial se ha quedado impregnado en los estadios rusos, después de su celebración la media de aficionados que acuden a los campos para ver partidos de la Premier League de Rusia ha aumentado de 13.000 a 20.000 personas.

 

Marcas como la cervecera americana Budweiser o Coca Cola fueron algunas de las grandes triunfadoras, llegando a vender seis y tres millones de sus productos en los puntos de venta de los estadios y de los Fan Fest, respectivamente. El valor de las ventas en concepto de merchandising alcanzo los 27,8 millones de dólares (24,7 millones de euros).

 

La Copa del Mundo no es solo una oportunidad para mejorar la imagen de las marcas en el ideario del aficionado, sino también para conseguir expandirse y proyectarse a lo largo de todo el planeta. El Mundial de Rusia fue cubierto por 300 operadores de televisión en todo el mundo y un total de 3.500 millones de espectadores siguieron a través de sus televisores el desarrollo de la competición. Los anuncios de las marcas gozaron de 92 horas de exposición en la televisión a lo largo de todo el campeonato.

 

 

 

 

En plena era digital, la repercusión ya no solo se limita a las audiencias televisivas, sino que las redes sociales juegan un papel primordial a la hora de expandir contenido. Durante el mundial se generaron 7.500 millones de impresiones digitales (clicks en cuentas oficiales de la Fifa) y 979 millones de likes, contenido compartido y comentarios generados en las plataformas digitales de la Fifa. Las redes sociales permiten que los anuncios de los patrocinadores se propaguen a través de millones de usuarios con un solo click.

 

Las cuentas de Twitter, Facebook e Instagram ganaron 14 millones de seguidores durante la celebración del mundial hasta alcanzar 128 millones de seguidores que tiene en todas sus cuentas. En China la plataforma digital de la CCTV (Televisión Central de China) recibió 6.500 millones de visitas, siete veces más que en 2014.