26 May 2022 | 01:09

Líder en información económica del deporte

Media

DDMC, cuatro letras que marcan el futuro del fútbol español en China

La compañía china ha construido un proyecto capaz de rivalizar con Wanda Sports tras la adquisición de las agencias Desports, del dueño del Granada CF, y Media Base Sports, de Mediapro y Pere Guardiola. También posee un equipo en la Primera del país.

M.Menchén

09 abr 2018 - 04:58

DDMC, cuatro letras que marcan el futuro del fútbol español en China

 

 

DDMC. Cuatro letras, unas siglas de una corporación que hasta hace tres años nadie conocía en la industria del deporte y que ahora muchas organizaciones identifican como el gran aliado con el que abrir mercado en China. “Esperamos que les vaya bien”, confiesa un ejecutivo del sector, después de que en las últimas semanas se haya hecho con la propiedad directa de los derechos de televisión de LaLiga y con la gestión de los patrocinios del Paris Saint-Germain (PSG), entre otros proyectos.

 

La compañía fue fundada en 1992, desde 1998 cotiza en bolsa y actualmente tiene una capitalización bursátil de 7.975 millones de yuanes (1.031 millones de euros). Sus orígenes apuntan a la venta de servicios tecnológicos e inmobiliarios, aunque en 2015 inició su apuesta por la industria del entretenimiento a través de adquisiciones. Un giro que le ha permitido construir un negocio de 575 millones de dólares en facturación y 122 millones de dólares de beneficio neto en 2017, según consta en sus cuentas. Datos que le permiten aspirar a rivalizar con Wanda Sports, el hólding creado a partir de Infront Media.

 

Al frente del negocio ha estado Yi Rentao, de tan sólo 37 años, miembro del Partido Comunista y licenciado en Derecho por la Universidad de Wuhan, una de las ciudades más pobladas de la zona central del gigante asiático; sólo en su provincia, Wuhan, viven más de 58 millones de personas, como en toda España. Bajo su batuta se han realizado las tres operaciones corporativas clave para entender por qué hoy el fútbol español (desde LaLiga al Granada CF, pasando por Andrés Iniesta) confía en esta corporación para atacar el mayor mercado del mundo.

 

 

 

 

Su movimiento inicial fue la compra de Desports, una agencia de márketing desconocida en 2015 para Europa, pero que acumulaba diez años de experiencia junto a su fundador Jiang Lizhang. El ejecutivo chino cobró 820 millones de yuanes (106 millones de euros) por el 100%, que después ha reinvertido en la compra del 99% del Granada CF (37 millones), el 60% del Parma de la Serie B y el 5% de los Minnesota Timberwolves de la NBA, que le conviertieron en el primer accionista chino de la competición.

 

La operación se cerró en 2015 y uno de sus primeros éxitos fue la intermediación del acuerdo por el que Suning se hacía con las retransmisiones de LaLiga hasta 2020. Ese contrato se ha reformulado, de manera que los derechos de televisión ahora son propiedad de DDMC, matriz de Desports, que abonará más de 100 millones de euros anuales. A su vez, ha sellado un acuerdo de colaboración para que el grupo de distribución, dueño del Inter de Milán, mantenga las emisiones a través de su plataforma de televisión online PPTV.

 

Al mismo tiempo, Mediapro y Desports estrecharon lazos con un acuerdo de colaboración para ejecutar acciones comerciales conjuntas entre propiedades europeas y chinas. En abril de 2016, esa asociación se tradujo en la venta del 46% de Media Base Sports (MBS), propiedad del grupo audiovisual y Pere Guardiola, a DDMCLa operación se cerró por 39,5 millones de euros, con una opción de elevar su participación al 70% por otros 18 millones que también se ejecutó. El 30% restante está en manos de la compañía liderada por Jaume Roures y Tatxo Benet, y por el hermano de Pep Guardiola. De esta relación han surgido campañas promocionales para el técnico del Manchester City, pero también para Luis Suárez y Andrés Iniesta, ambos jugadores del FC Barcelona, y cuya gestión de los derechos de imagen recae en MBS.

 

 

 

 

Este expertisetambién ha convencido a otras propiedades deportivas como el PSG, que le ha encargado la explotación de sus patrocinios en China hasta 2021. La Fifa también le asignó la búsqueda de asociaciones regionales para Asia con marcas que quieran asociar su imagen al Mundial de Rusia 2018 y al de Qatar 2022. Hasta Gerard Piqué les ha escogido para desarrollar su proyecto de eSports, eFootball.Pro, en la región.

 

“Desports se está convirtiendo en un grupo deportivo global que abarca toda la cadena de la industria. Nos enfocamos en proporcionar soporte de datos, soporte técnico y soporte de canales para plataformas de márketing deportivo para maximizar los beneficios”, señala la compañía en su página web, tras haber diversificado con adquisiciones que le han proporcionado sus propias herramientas de análisis de rendimiento deportivo; una promotora del deporte de base con la gestión de instalaciones, Hanwei Sports, y una plataforma de emisiones online.

 

Se trata de Super Sports Media, por la que acordó pagar en torno a 500 millones de dólares el pasado veranoy que le asegura el control de las retransmisiones de la Premier League en el gigante asiático hasta 2018-2019.“El acuerdo significa que tendremos una plataforma integrada para la gestión y operación de contenidos, y fortaleceremos nuestro poder de negociación contra los proveedores de contenido extranjero”, justificaron entonces. ¿Quién será el gran beneficiado?