29 Sep 2022 | 05:53

Líder en información económica del deporte

Media

Asics potencia el área de vóley con el patrocinio de la federación global

Palco23

24 nov 2015 - 11:39

Asics todavía no promociona el vóley a nivel comercial como una de sus grandes áreas de negocio, pero la multinacional de ropa y equipamiento deportivo ha alcanzado un importante acuerdo para potenciar su presencia en este deporte. A partir del 1 de enero y hasta el final de 2020 será el patrocinador de la Federación Internacional de Voleibol (Fivb).

 

Aunque los términos económicos no han trascendido, las dos partes sí han explicado que Asics suministrará la equipación a todos los jugadores, así como los uniformes del personal y los árbitros oficiales de los torneos que organiza Fivb. Está por ver si algunas selecciones nacionales con acuerdos individuales deberán adherirse a este acuerdo o podrán mantenerlos.

 

Fivb
La Fivb promoverá el uso de equipaciones de Asics entre sus federaciones.

 

La federación considera que este acuerdo ayudará a "modernizar el deporte del voleibol, para asegurar mantenerse a la vanguardia de la tecnología". Y, en su opinión, este patrocinio con la compañía japonesa "ayudará a la Fivb a fortalecer su posición como uno de los deportes más innovadores y dinámicos del mundo".

 

"Juntos podemos ayudar a mejorar la reputación y popularidad del voleibol en todo el mundo, con el objetivo de hacer realidad nuestra visión de convertirnos en el deporte familiar de entretenimiento número uno del mundo", explica Ary S. Graça, presidente de la Fivb. "Esperamos que nuestros nuevos estilos de uniformes contribuyan a la difusión del voleibol y voleibol playa, y creen una nueva imagen para las dos disciplinas", añade el presidente y consejero delegado de Asics, Motoi Oyama.

 

La multinacional deportiva cerró el primer semestre del año con unos ingresos de 221.658 millones de yenes (1.627 millones de euros), lo que supone un incremento del 13,4% respecto al mismo periodo comparable del ejercicio anterior, ya que Asics ha cambiado recientemente su calendario fiscal. El beneficio neto mejora un 4,8% en los primeros seis meses y se sitúa en 14.527 millones de yenes (106,66 millones de euros).