19 Ene 2022 | 23:17

Líder en información económica del deporte

Media

Adulto y con tele conectada: ¿cómo es el consumidor del fútbol en ‘streaming’?

El 42% de los clientes de beIN Connect, que es la plataforma OTT de beIN Sports, consumen los partidos por televisión, mientras el resto opta por plataformas como el móvil, la tablet o el ordenador.

Alberto Muntañola

24 ago 2017 - 04:59

Estar en el tren de camino a casa y ver que Sergi Roberto hace historia con el FC Barcelona con su gol ante el París Saint-Germain. Ni un minuto antes ni un minuto después del que está en el sofá o viéndolo en directo en el Camp Nou. Y es que a grandes males grandes remedios. La creciente penetración de los dispositivos móviles y servicios como Netflix y HBO han consolidado a los servicios OTT como una alternativa fiable respecto a las plataformas tradicionales. Tendencia ya muy consolidada en cines y series, pero que en deportes justo ahora arranca.

 

Sobra decir que el fútbol en España es el deporte nacional y que difícilmente cambiará, pero el dónde y el cuándo se consume sí que ha cambiado. Mediapro lanzó hace dos temporadas beIN Connect, para suscriptores que no quieran estar afiliados a una televisión de pago, y las estadísticas que maneja revelan que el streaming no está reñido con la pantalla grande. El grupo, que no desvela cuántos usuarios posee, revela que el 42% de ellos opta por utilizar televisores inteligentes para consumir los canales de La Liga y la Champions League. Es decir, que incluso puede rivalizar con aquellos que consumen sus diales a través de plataformas como Movistar o Vodafone.

 

El 24% se decanta por Android TV, un sistema operativo para smartphones y tablets que te permite realizar cualquier tipo de actividad desde el televisor, mientras que el 21% utiliza su ordenador y sólo un 13% utiliza soportes como la tablet o el móvil. En este sentido, un dato revelador de Ericsson: el tráfico de vídeo móvil crecerá a un ritmo del 50% anual hasta 2022, cuando supondrá el 75% de todo el tráfico de datos a nivel global. 

 

 

 

La edad del consumidor tampoco es un impedimento para aquellos que nacieron con el radio cassette, ya que según Mediapro, la media de edad se sitúa en los 40 años. El 43% de los que ven La Liga y la Champions League a través de su OTT son personas de entre 31 años y 45 años, mientras que el 27% son jóvenes de entre 18 y 30 años; sólo el 26% son mayores de 45 años.

 

Reed Hastings, fundador de Netflix, valoró recientemente cómo pueden influenciar las distintas generaciones en el futuro de este tipo de servicios, aún muy novedosos para muchos y que suponen un cambio de calado en las formas sobre cómo hasta ahora se consumían los contenidos audiovisuales. “Si algo han demostrado los consumidores de las nuevas plataformas es que cualquiera se puede adaptar a un nuevo modelo de entretenimiento, independientemente de la edad que tenga. Hemos llegado a un punto de no retorno, donde la tecnología ofrece servicios que facilitan enormemente el consumo, sin importar dónde ni cuándo. Ahora sólo queda decidir a qué barco se sube cada uno”, señaló en una entrevista en la CBS.

 

 

La plataforma de Mediapro también ha sabido corregir problemas del pasado, en los que se producían problemas con la señal en cuanto había un volumen elevado de usuarios conectados. La temporada pasada, el partido entre Atlético de Madrid y Real Madrid de Champions League tuvo al 78% de los clientes conectados a la plataforma al mismo tiempo, por el 77% de la semifinal entre FC Barcelona y Juventus y el 74% del duelo entre PSG y Barça.

 

La evolución de todos estos servicios vendrá muy marcada por cómo lo hagan los hábitos de consumo y las nuevas tecnologías. En este sentido, un estudio de Kantar TNS señala que “España tiene desde los últimos años uno de los parques tecnológicos de dispositivos conectados más ricos del mundo y destaca por una actitud muy abierta ante la adopción de nuevas tecnologías y servicios”. Además, apunta que “la Smart TV tiene una penetración entre los usuarios de nuestro país del 34%, 1 de cada 3 ya cuenta con televisión de pago o por cable y el streaming online se sitúa en un 15% (7 puntos por encima del minoritario 8% de 2015)”.