Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Miércoles, 20 Febrero 201913:19:46

Buscador

;Menu
h Márketing

Cambio de poder: las marcas entregan el ‘cetro’ al cliente en 2019

Las empresas tienen la necesidad de innovar constantemente, reducir los precios y optimizar sus procesos para ganarse la confianza de los compradores. La digitalización ha puesto patas arriba la relación entre ambas partes, y ahora es el consumidor el que demanda ventajas a golpe de click.

07 Feb 2019 — 04:58
Daniel López
Compartir
Me interesa

Cambio de poder: las marcas entregan el ‘cetro’ al cliente en 2019

 

 

Los expertos coinciden en que se está produciendo un cambio de poder entre la empresa y el consumidor. Anteriormente, los compradores confiaban en una determinada marca o información para obtener lo que buscaban, mientras que ahora son las compañías las que se ven obligadas a innovar constantemente, reducir los precios y optimizar sus ofertas para atraer a los consumidores.

 

A ello se suma una necesidad “casi compulsiva” de que los compradores absorban y compartan información en la Red, según Euromonitor en su estudio Top 10 Global Consumer Trends 2019. Cuentan con un punto a favor, y es que los usuarios buscan productos y experiencias diferenciales que les permitan expresar su individualidad. Es algo especialmente común en las economías desarrolladas, donde los consumidores han evolucionado su hábito de gasto desde el materialismo a la búsqueda de la autenticidad.

 

A medida que los países emergentes acometan su desarrollo es probable que se cumpla el mismo patrón, dado que los consumidores se cansan de los artículos genéricos y comienzan a dar más valor a las ofertas de mayor calidad, únicas y diferenciadas, que transmiten un cierto nivel de estatus. Esto es significativo en un contexto en el que, además, los compradores son cada vez más selectivos.

 

 

 

 

Por ello, hace falta leer la jugada en clave digital. A escala mundial, el 45% de las personas comparte fotos o vídeos semanalmente, en comparación con el 38% en 2015. Esta actividad se complementa con una entrega, que se podría considerar pasiva, de datos personales que tiene un impacto directo en la nueva relación entre compañías y clientes.

 

A su vez, la actividad digital concentra a los consumidores en una red de usuarios interactiva. Por ejemplo, los smartwatches y otras tecnologías portátiles permiten a las personas compartir su actividad y datos de salud con un entrenador personal, profesional sanitario o amigos que compiten desafíos de fitness. Las nuevas aplicaciones permiten a los usuarios mantenerse al tanto de lo que hace su entorno.

 

En una época en lo que todo parece ser accesible a golpe de click, los consumidores cuentan ahora con la seguridad de que existe disponibilidad de cualquier producto o servicio. El impacto de las redes sociales es absoluto: el boca a boca de los consumidores se da ahora en Twitter, WhatsApp e Instagram, donde los usuarios comparten sus investigaciones, ofrecen códigos de descuentos, intercambian información sobre ofertas y dan consejos.

 

 

 

 

Teniendo en cuenta que la globalización ha dado lugar a un paradigma donde los consumidores saben que pueden obtener casi cualquier tipo de producto desde cualquier parte del mundo, en cualquier momento y a cualquier coste relativamente bajo, no parecen existir límites. Según Euromonitor, los países que generarán la mayor cantidad de ingresos en el comercio minorista en Internet en 2022 serán China, Japón, Estados Unidos, Reino Unido e India.

 

Asimismo, la inmediatez se ha convertido en un factor crucial que las empresas deben asegurar. Cerca de la mitad de las personas de entre 30 y 44 años está dispuesto a gastar dinero en productos o servicios que les ahorren tiempo. Esta tendencia se da especialmente en sociedades con una alta tasa de desarrollo y urbanización. En 2017, aproximadamente el 53,7% de los encuestados chinos estaban dispuestos a gastarse dinero con ese fin, mientras que más del 60% de los indios compartían el mismo sentimiento.

 

El estudio indica que los baby boomers tienen mucho más en común con los valores y las prioridades de los millennials y las generaciones más jóvenes de lo que parece. Esta mentalidad inclusiva es necesaria para que todos los actores, empresas y usuarios, den con un punto de encuentro en el escenario actual. La clave para ganar y conservarla confianza de los consumidores es desarrollar productos y servicios que sean accesibles universalmente.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...