26 May 2022 | 22:21

Líder en información económica del deporte

Fuera de juego

La Volvo Ocean Race pone rumbo científico

El programa científico perteneciente a la competición de vela ha descubierto niveles de plástico en zonas remotas como el Punto Nemo, una de las más alejadas de tierra firme del planeta.

Palco23

22 may 2018 - 12:00

El plástico llega a lugares insospechados. La Volvo Ocean Race transciende al deporte y, aprovechando el recorrido de las regatas, se ha desarrollado una investigación que ha desvelado partículas de microplástico cerca del Punto Nemo, una de las zonas más alejadas de tierra firme del planeta. Se han descubierto niveles de entre nueve y 26 partículas por metro cúbico. El estudio sobre las crisis del plástico llevado a cabo por la competición de vela se ha hecho público durante la escala de la regata en Newport (Estados Unidos).

 

Entre los hallazgos en el Océano Sur, destacan las mediciones de 57 partículas por metro cúbico en el Cabo de Horno, en el extremo de Sudamérica. Además, a poco más de 400 kilómetros de Auckland (Nueva Zelanda), los niveles alcanzan las 45 partículas. Entre los niveles más altos se encuentran las 357 por metro cúbico en el mar del sur de China, al este de Taiwán. Las corrientes oceánicas estarían detrás de la explicación del transporte de los microplásticos a grandes distancias.

 

“Este es el primer dato que ha podido analizar la comunidad científica procedente de una parte relativamente inaccesible de nuestro planeta azul. Desafortunadamente, muestra que los microplásticos han penetrado muy profundamente en nuestros vastos océanos, ahora están presentes en lo que muchos consideraban aguas vírgenes y cristalinas”, ha afirmado el Dr. Sören Gutekunst del Instituto Geomar para la investigación oceánica de Kiel (Alemania).

 

Las partículas de microplásticos son invisibles a simple vista, pero pueden tardar miles de años en desaparecer. Este hallazgo ayudará a los científicos a obtener información sobre el impacto de la contaminación de este material en la vida marina. El programa científico de la Volvo Ocean Race está financiado por Volvo Cars, que realiza una donación de 100 euros cada 3.000 ventas del nuevo modelo cross country de la marca.