Fuera de juego

Garbiñe Mugurza consigue un ‘ace’ a favor de la alfabetización de los niños de Camboya

La tenista española y embajadora de Room to read ha logrado establecer una biblioteca escolar en el país asiático con el apoyo de sus seguidores.

Ignacio Viruega

2 jul 2018 - 12:50

Mugurza, ganador de Wimbledon, juega a favor de la alfabetizacion en Asia

 

Garbiñe Mugurza también juega fuera de la pista. La tenista profesional, junto a la organización sin ánimo de lucro Room to read han anunciado a sus seguidores que lograron abrir una biblioteca para escolares en Camboya. Este acto solidario se hizo realidad gracias a una campaña de crowdfunding que ha recaudado los 35.000 dólares necesarios.

 

La ganadora de Wimbledon y Roland Garros invitaba regularmente a sus seguidores de redes sociales a donar fondos y a participar junto a ella en esta campaña de la ONG que trabaja por la alfabetización de los niños del mundo. Room to read recibió más de 50 donaciones en siete monedas diferentes gracias al compromiso de Mugurza. “Quería darles esta oportunidad a los niños, especialmente a las jóvenes, que enfrentan muchas barreras para acceder a una educación de calidad y desarrollar todo su potencial", ha comentado la tenista.

 

La biblioteca escolar se ha instalado en Banlech Prasat, en la provincia de Prey Veng, de Camboya. “Estoy muy agradecida con mis fans que apoyaron mi campaña. Juntos estamos trayendo la alegría de aprender a los niños que lo merecen y cambiando el futuro de esta comunidad”, ha añadido la número tres del mundo de la WTA. Esta no ha sido la única aportación monetaria que ha conseguido la deportista para esta organización, ya que se ha comprometido a donar el dinero de su premio de dobles del Nature Valley Classic en Birmingham a Room to read.

 

Para finales de 2018, la tenista española planea visitar Camboya para conocer en persona la escuela beneficiada. También anunciará la próxima meta para recaudar fondos que establecerán junto a Room to read. Esta organización ya ha colaborado con 12,4 millones de niños en más de 200.000 comunidades en 15 países y espera alcanzar los 15 millones para 2020.