Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Lunes, 20 Septiembre 202114:11:55

Buscador

;Menu
Fuera de juego

El otro gran negocio de Jordan, los cromos firmados

Lunes, 23 Marzo 2015 — 04:57
Albert Malla
Compartir
Me interesa

Michael Jordan fue un líder dentro de las canchas de baloncesto y actualmente encabeza la lista de los deportistas retirados mejor pagados del mundo, con unos ingresos anuales de 100 millones de dólares, según la prestigiosa revista Forbes. Desde su retirada en 2003, la mítica estrella de los Bulls no sólo cobra de Nike por el uso de su nombre en las zapatillas Air Jordan, sino que también tiene muchas otras vías de facturación. Entre ellas, la de los cromos firmados.

 

El cromo de Jordan cuando era Rookie firmado cuesta 29.999 dólares.
El cromo de Jordan cuando era Rookie firmado cuesta 29.999 dólares.

 

El deportista acaba de renovar su contrato con Upper Deck, una compañía norteamericana dedicada al negocio de los cromos y todo tipo de objetos de recuerdo dedicados. En el caso de Jordan, esta empresa ha creado una tienda online específica en la que se pueden encontrar todo tipo de artículos firmados por el jugador. Uno de los obsequios más caros es un cromo firmado por el propio Jordan, cuando era Rookie (jugador de primer año de la NBA) con un precio de 30.000 dólares.

 

También hay objetos más asequibles como pósters, cartas y fotografías donde los precios varían entre los 250 y los 1.000 dólares.Caracterizado por su número 23 a la espalda, las camisetas que Jordan llevó durante su carrera deportiva, tanto la de su equipo, los Chicago Bulls, como la de  la selección de USA, cuando fueron campeones en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 rondan los 2.500 dólares.

 

Además, se puede comprar una colección máster de cuándo el jugador estuvo jugando en la Universidad de Carolina del Norte en 1982, por un precio más elevado (5.000 dólares). Se desconoce qué porcentaje de las ventas de estos productos va a parar al bolsillo de Jordan o si recibe un pago anual independientemente de las ventas. Tampoco ha trascendido el volumen de negocio que logra Upper Deck con esta actividad, aunque su facturación global ronda los 300 millones de dólares (280 millones de euros).

 

Upper Deck trabaja en esta línea de negocio con otros deportistas de talla mundial, como LeBron James, Wayne Gretzky, Tiger Woods y Rory McIlroy, quienes tienen una repercusión mediática muy elevada. La compañía asegura que la única manera de que un coleccionista tenga la total confianza de que está comprando una firma auténtica de Michael Jordan es buscar el holograma oficial Upper Deck y su certificado de autenticidad, disponible sólo a través de esta compañía.

 

Con el contrato de Upper Deck, más todos los acuerdos que Jordan ya tenía con Gatorade, Hanes, 2K Sports y Five Star Fragrances, ha permitido al deportista convertirse en el primero que entra en la lista de milmillonarios de Forbes, con una fortuna que superaría ligeramente los 1.000 millones de dólares. Además, el exjugador de los Bulls tiene el 90% de las acciones del equipo de la NBA Charlotte Hornets.

 

Estas cifras sitúan a Jordan (100 millones de dólares) por delante de otros deportistas retirados y cuyos ingresos anuales no alcanzan ni la mitad de lo que él percibe. En el podio de este particular ranking, le acompañan el exfutbolista David Beckham y el exgolfista Arnold Palmer. En ambos casos, Forbes estima su remuneración anual en unos 42 millones de dólares.

La semana fuera de juego
Publicidad
...