Líder en información económica del deporte

Fitness

Wiemspro entra en Estados Unidos y aspira a crecer mediante franquicias

Patricia López

20 ene 2017 - 04:57

Siete meses después de que el grupo Deporocio invirtiera en la start up Wiemspro, el fabricante que ha creado los chalecos inalámbricos de electroestimulación acelera su plan de expansión nacional e internacional. Según ha explicado a Palco23 el director de desarrollo de la cadena, Juan Gil, “tenemos la perspectiva de entrar en treinta países alcanzando acuerdos con distribuidores nacionales del continente asiático y de Norteamérica”.

 

La tecnológica ya cuenta con socios locales en doce países, de forma que está presente en España, Portugal, Francia, Italia, Serbia, Montenegro, Singapur, Argentina, Uruguay, Costa Rica, Guatemala y México. "Ahora el objetivo es irrumpir en el mercado estadounidense y seguir creciendo en Asia", explica el director comercial de Wiemspro, Nacho Perelló. "Estamos recibiendo muchas peticiones de información desde América Latina", comenta el directivo, que ve en Sudamérica la mayor área de influencia internacional de Wiemspro, con permiso del continente europeo.

 

En España, la tecnológica considera que ya ha alcanzado cierto grado de madurez que le permite trazar su propio camino en paralelo al de los gimnasios del grupo andaluz. Sin dejar de operar en los clubs de Deporocio, a partir de febrero la compañía empezará a trabajar con otros operadores, y en febrero abrirán un corner en el centro deportivo que Inacua explota en Málaga.

 

Wiemspro Deporocio 650
De la mano de Deporocio, Wiemspro aspira a crecer en Norteamérica y Asia.

 

Por otro lado, y según explica Gil, Deporocio valora llevar Wiemspro a pie de calle con sus propios estudios de entrenamiento. La cadena de gimnasios está trabajando en la creación de una red de franquicias que comercialicen el sistema que permite controlar los chalecos de electroestimulación mediante bluetooth.

 

Según Gil, en un momento en que la industria “ya no es un terreno virgen, sino quemado”, el grupo aspira a crecer dando importancia al software y al I+D. En este sentido, Weimspro ha desarrollado una tecnología inalámbrica que permite al entrenador controlar hasta doce chalecos de electroestimulación de forma simultánea. De esta manera, el monitor puede organizar sesiones grupales adaptando la intensidad a cada usuario.

 

Además, como la aplicación trabaja con chalecos inalámbricos que liberan al cliente de estar haciendo deporte junto a una máquina, le permite realizar actividad física tanto en el exterior saliendo a correr o rodando en bicicleta, como en el centro. De hecho, la cadena de gimnasios creada por Deporocio, OKMas, cuenta con el servicio Wiemspro para impartir clases de CrossFit, cycling y zumba. "La clave del éxito está en que la tecnología acelera la consecución de los objetivos", explica Perelló.

 

Wiemspro fue una de las grandes apuestas de Deporocio en 2016. El grupo andaluz destinó buena parte del presupuesto anual a la creación de la start up, con la que esperan rentabilizar la inversión inicial durante 2017. El otro gran desafío de la gestora andaluza fue la puesta en marcha de OKMas Fitness Club, una nueva marca con la que entraron en el negocio de los gimnasios privados tras una trayectoria de 20 años en el modelo concesional. El grupo Deporocio cuenta con más de 25.000 socios entre todos sus centros y cerró el 2016 con una facturación de trece millones de euros.