20 May 2022 | 20:01

Líder en información económica del deporte

Fitness

Viva Gym invierte 3,6 millones para reforzarse en Zaragoza y Barcelona

La cadena de gimnasios de bajo coste prepara dos aperturas para triplicar presencia en la capital maña y entrar en Sabadell.

Patricia López

26 jun 2017 - 04:56

 

Viva Gym no levanta el pie del acelerador. La cadena de gimnasios low cost ha protagonizado un elevado ritmo de aperturas durante lo que va de año, y tras abrir cuatro centros, prepara dos más para el próximo mes de diciembre. Según ha podido saber Palco23, la compañía destinará 1,8 millones de euros para su tercer club en Zaragoza, la misma cantidad que invertirá en su primera instalación en Sabadell (Barcelona).

 

En concreto, en esta ciudad catalana, con un importante tejido industrial, abrirá un gimnasio de 1.800 metros cuadrados en los bajos de la Torre Millenium. Es un edificio de 90 metros de altura del que ocuparán la planta baja, parte del primer piso y el sótano. Está ubicado en un bloque de oficinas junto al Corte Inglés, en la Avenida Francesc Macià, el eje comercial de Sabadell.

 

En cuanto a la instalación proyectada en Zaragoza, se ubicará en el Camino de las Torres, una de las principales arterias de la ciudad. Allí ocupará un local de 1.600 metros cuadrados distribuidos en una única planta. Ambos locales, que cuentan con zona de musculación y cardio, así como una sala de cycling y otra para actividades dirigidas, estarán equipados por Matrix.

 

 

“Nos gustan las ubicaciones porque son céntricas y nos encajan perfectamente. Cada vez es más complicado dar con los locales ideales para abrir nuestro gimnasio tipo, que debe contar con al menos 1.500 metros cuadrados”, comenta a este diario el consejero delegado de Viva Gym, Juan del Río, sobre la subida de precios que está experimentando el mercado inmobiliario.

 

De cara a los primeros meses de 2018, la compañía espera abrir un centro en Córdoba, donde ya tiene contratado un local que está en fase de obras, un club que debía subir la persiana este mismo año para cumplir con el objetivo de siete aperturas, pero que finalmente se ha demorado. El plan de aperturas de la empresa tiene por objetivo finalizar 2019 con 50 clubes operativos, por lo que la cadena deberá incrementar su ritmo de crecimiento durante los dos próximos años para alcanzar el medio centenar.

 

 

Para lograrlo, Viva Gym se aseguró en 2016 una inversión de 20 millones de euros por parte de sus accionistas, pero dado que la inversión media por centro es de 1,5 millones de euro y que el precio del alquiler está en tendencia alcista, se estima que la inversión final oscilará entre 37 millones y 45 millones.

 

La cadena finalizó el año pasado con unos ingresos de 15 millones de euros y 72.000 socios, mientras que de cara a 2017 prevé facturar 18,7 millones de euros, lo que supondría un aumento del 25% gracias a la consolidación de sus centros y a las seis aperturas que le harán cerrar el año con 22 clubes operativos. A día de hoy, tiene presencia en Madrid y Andalucía (5), Barcelona (3), Zaragoza (2), Valencia (2), Galicia, Mallorca y Murcia (1).

 

El accionariado de Viva Gym está formado por la sociedad de capital de riesgo Bridges Ventures, que en 2015 entró en el capital de la compañía con una inversión de 9,5 millones de euros y cuenta con el 51% del capital. Entre los socios también está el equipo directivo y otros accionistas minoritarios, con un 14%, y el 35% restante está en manos de Vivagym Holdings, controlado por la familia Singh, que ha invertido 16 millones de euros en el proyecto.