28 Ene 2022 | 13:32

Líder en información económica del deporte

Fitness

Viva Gym abre en Palma de Mallorca su vigésimo club en España

La compañía eleva la competencia en la capital balear con su cuarta apertura en 2017, en la que ha invertido en torno a 1,5 millones de euros.

Palco23

15 may 2017 - 04:56

 

Viva Gym sigue avanzando a paso firme en la industria española del fitness. La cadena de gimnasios inaugurará hoy en Palma de Mallorca su vigésimo gimnasio en la Península Ibérica, y el cuarto en lo que va de año. Como ya adelantó Palco23, ha abierto en un local de 1.500 metros cuadrados ubicado en el centro de la capital balear.

 

La nueva instalación, en la que se ha invertido en torno a 1,5 millones de euros, sigue la línea de las inauguradas anteriormente en Barcelona, Madrid y Zaragoza. Cuenta con una zona de cardio, musculación y entrenamiento funcional, así como un estudio destinado a las actividades dirigidas y una sala de cycling. En paralelo a este proyecto, la compañía está buscando ubicaciones para reforzar su presencia en Barcelona, Zaragoza, Valencia y Madrid. Además, la empresa ya tiene contratado un local en Córdoba, pero se espera que las obras culminen a principios de 2018.

 

Con el fin de seguir adelante con el plan de expansión, la cadena se ha asegurado una inversión de 20 millones de euros de sus accionistas. Sin embargo, teniendo en cuenta que la compañía aspira a contar con cincuenta centros operativos de cara a 2021, se espera que el desembolso final oscile entre los 37 millones y los 45 millones de euros, según fuentes cercanas a la cadena.

 

El capital de Viva Gym está compuesto por Bridges Ventures, que en 2015 entró en el accionariado con una inversión de 9,5 millones de euros y cuenta con el 51% de las acciones de la cadena. En el capital social también está el equipo directivo y otros accionistas minoritarios, con un 14%, y el 35% restante está en manos de Vivagym Holdings, controlado por la familia Singh, que ha invertido 16 millones de euros en el proyecto.

 

La empresa dirigida por Juan del Río facturó 15 millones de euros en 2016 y prevé cerrar este año con un incremento de la facturación del 25%, hasta 18,7 millones de euros y 85.000 clientes.