16 Ene 2022 | 12:12

Líder en información económica del deporte

Fitness

Viding inaugura su primer centro en Madrid tras invertir 13 millones

Palco23

21 dic 2016 - 11:42

Viding ha inaugurado hoy su primer centro deportivo en Madrid. La compañía, que opera bajo el modelo de concesión administrativa, ha abierto las puertas en la calle Alcántara con una base de abonados que ya ha superado el millar de personas. La inversión de la compañía en este proyecto se ha situado en 13 millones de euros.

 

El centro de la capital española está en el barrio de Salamanca y ocupará 11.000 metros cuadrados. De estos, la sala de fitness absorberá 1.500 metros cuadrados equipada por Technogym, a la que se sumarán cuatro espacios para clases colectivas, dos piscinas, zona de restauración y un aparcamiento con 112 plazas. La tarifa individual, regulada por el sector público, es de 47 euros al mes.

 

El operador abonará al Ayuntamiento de Madrid un canon de 25.000 euros anuales, de igual cuantía al establecido en el pliego de la licitación, tarifa que irá actualizándose durante la concesión, que tiene un plazo de 40 años. Cabe recordar que la adjudicación se realizó a finales de 2014.

 

Este no es el único proyecto que la compañía tiene en marcha, ya que también han firmado un acuerdo con la Universitat Rovira Virgili (URV) para reconvertir uno de los pabellones que se utilizarán en los Juegos Mediterráneos de Tarragona en un nuevo centro deportivo de 9.000 metros cuadrados. La superficie destinada a la zona de entrenamiento y dirigidas será similar a la de Madrid, pero en esta ocasión se acompañará con cuatro pistas de pádel y dos piscinas.

 

Viding es una nueva división del grupo Taper, que ha realizado una inversión de 25 millones de euros para entrar en el negocio del fitness. Como ya publicó Palco23, la compañía pretende "crecer a nivel nacional”, aunque antes, según su director de marketing, Álvaro Gumuzio, "tenemos que consolidar esas instalaciones y hay proyectos en cartera”. En la actualidad, la nueva marca ya da trabajo a unas setenta personas".