28 Ene 2022 | 23:52

Líder en información económica del deporte

Fitness

Urban Sports Club lanza un sistema para generar ingresos a los gimnasios durante el cierre por el Covid-19

El 80% de los ingresos generados con el entrenamiento online en directo se distribuyen entre los clubes y estudios dados de alta en la aplicación y que imparten clases dirigidas por Internet.

P. López

28 abr 2020 - 04:58

 Urban Sports Club lanza un sistema para generar ingresos a los gimnasios durante el cierre por el Covid-19

 


El Covid-19 ha obligado a pulsar el botón de pausa en numerosas industrias, pero la del fitness no ha querido detenerse del todo. El cierre de los gimnasios ha afectado a las gestoras de instalaciones, pero también al negocio de las plataformas de intermediación entre los clubes y los clientes. De ahí que Urban Sports Club haya lanzado un sistema de entrenamiento virtual en directo.  


El modelo de negocio se basa suscripciones y cada check-in genera un ingreso. El 80% del importe se distribuye entre los centros asociados a Urban Sports Club, y el 20% restante cubre los salarios de los empleados de la plataforma que trabajan en el funcionamiento, el desarrollo y la comercialización de las clases online.

 

“El Covid-19 ha afectado mucho a la industria del deporte y a sus ingresos; hemos puesto en pausa a nuestros usuarios para que ellos tuvieran la última palabra a la hora de decidir si querían reactivar su suscripción y acceder a las clases online”, explica Benjamin Roth, cofundador y consejero delegado de la plataforma. Los ingresos “los distribuiremos entre los centros más visitados por nuestros usuarios en los últimos seis meses, y también incluye a los centros que no pueden adaptar su oferta a un formato online en directo debido a sus características técnicas, como es el caso de rocódromos o piscinas”, añade.

 

 

 

 

Esta iniciativa ha permitido a Urban Sports Club mantener el 50% de su clientela a pesar de que los centros están cerrados. “Gracias a esta campaña y a la amplia oferta de clases que se está incorporando, prevemos reactivar más miembros y atraer a nuevos usuarios”, apunta el directivo. Entre el 17 de marzo y el 17 de abril se han ofrecido 33.252 clases online.

 

La imposibilidad de entrenar presencialmente en el club ha forzado a la compañía a empezar a ofrecer un servicio online que podría consolidar en el futuro. “Estamos estudiando implementar ambas opciones en nuestros centros asociados añadiendo el producto online al offline; es un beneficio extra para los clientes y da más posibilidades a los centros de generar ingresos”, añade.

 

La compañía, que en 2019 adquirió Bonofit y OneFit, opera en ocho países, entre los que se incluyen Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Portugal, Dinamarca, España y Holanda, dos países en los que ganó presencia tras firmar ambas operaciones corporativas.  En total cuenta con 12.000 centros asociados.

 

Pese a la crisis del Covid-19, la compañía espera crecer este año. “Está en nuestro plan estratégico; a principios de marzo aseguramos una ronda de financiación con nuestros inversores actuales y veremos cómo se desarrollan los próximos meses y si queremos realizar otra ronda”, afirma Benjamin Roth.