17 Ene 2022 | 02:22

Líder en información económica del deporte

Fitness

TwentyFit sale de Bilbao y pone rumbo a Barcelona y Madrid

Patricia López

30 ene 2017 - 04:57

Apenas tres años después de que Twentyfit debutara en la industria del fitness como gimnasio de bajo coste, la compañía ya está lista para echar a volar y aterrizar en las principales capitales españolas. Según ha podido saber Palco23, la cadena vasca de gimnasios abrirá un club en Madrid y otro en Barcelona durante 2017.

 

Aunque el objetivo de la compañía es expandirse territorialmente mediante franquiciados, estos dos primeros proyectos también serán propios. "Cerrar el año con cinco aperturas, dos de ellas mediante clubs propios", resumen el consejero delegado de Twentyfit, Aketza Otaola. Para encarar este ambicioso plan de aperturas, el ejecutivo desvela que está en "negociaciones con fondos de inversión interesados en comprar la empresa o en asociarse con nosotros", afirma.

 

twentyfit 650
Twentyfit busca crecer mediante franquicias por todo el país.

 

El próximo mes, la empresa presentará Managym 4.0, su propio sistema para gestionar desde la suscripción hasta la renovación del abono, pasando el seguimiento de las sesiones de entrenamiento de los clientes. "El siguiente paso es crear una aplicación para que los clientes puedan acceder a su historial y reservar una clase", comenta Otaola.

 

La cadena, que nació como low cost y ha evolucionado hacia el segmento medio, ofrece unas tarifas que oscilan entre los 19,90 euros al mes con una permanencia de dos años y prepago obligatorio, 27,90 euros para los usuarios que opten por el abono anual y 36,90 euros para los clientes que pagan mes a mes.

 

"Cuando empezamos con el modelo de bajo coste recibimos un boom de clientes y decidimos mejorar la calidad del servicio ofreciendo más clases, obtener la licencia de Zumba y Les Mills e incorporar el servicio de masajista y solárium", explica Otaola, justificando el aumento de precio desde los 29,90 euros mensuales hasta los 39,90 euros. "Nos va mejor desde que hemos evolucionado al segmento medium", admite el administrador.

 

Subir los precios para mejorar la calidad del servicio es una estrategia que también han seguido otras cadenas de bajo coste como Dreamfit, Viva Gym o Altafit. En España, la única cadena que mantiene la tarifa de 19.9 euros es McFit, que también ha decidido no introducir las clases presenciales.