07 Jul 2022 | 09:14

Líder en información económica del deporte

Fitness

Town Sports y 24 Hour Fitness buscan alternativas para evitar la quiebra

Con la crisis del Covid-19, que ha obligado a las cadenas a cerrar sus gimnasios, ambas compañías afrontan dificultades financieras por los vencimientos de deuda.

Palco23

22 abr 2020 - 10:06

Town Sports y 24 Hour Fitness buscan alternativas para evitar la quiebra

 

 

Town Sports y 24 Hour Fitness afrontan dificultades financieras que podrían suponer la quiebra de las compañías. Las dos mayores cadenas estadounidenses de gimnasios del segmento medio tienen vencimientos de deuda que deben resolver si quieren evitar la bancarrota. Todo ello, después de que tuvieran que cerrar sus instalaciones como medida de contención del brote de Covid-19.

 

24 Hour Fitness está trabajando para crear un plan que permita a la compañía salir adelante con el banco de inversión Lazard y el bufete Weil, Gotschal & Manges. Una de las opciones es declararse en quiebra, según publica Cnbc. “Estamos considerando un amplio rango de medidas para garantizar la sostenibilidad de la compañía en el largo plazo, pero no podemos detallar nuestros planes estratégicos”, ha explicado la compañía a Club Industry. La opción de declararse en quiebra no es definitiva y todavía puede evitarse, según afirma la empresa.

 

La pandemia le obligó a cerrar sus 448 instalaciones, que en 2018 facturaron cerca de 1.510 millones de dólares (1.392 millones de euros). Fue la tercera cadena de gimnasios que más facturó en el país, pero su deuda total se eleva a 1.400 millones de dólares (1.290 millones de euros). En concreto, tiene un préstamo de 837 millones de dólares (771,6 millones de euros) que vence en marzo de 2022 y otros 500 millones de dólares (460,9 millones de euros) en pagarés no garantizados que vencen en junio de 2022. Más de una quinta parte de esos pagarés siguen pendientes de pago.

 

En cuanto a Town Sports, la cadena entró en pérdidas en 2019, cuando registró unos números rojos de 18,5 millones de dólares (17 millones de euros). La empresa opera a través de distintas marcas, como New York Sports Clubs (Nysc), Boston Sports Clubs (BSC), Washington Sports Clubs (WSC) y Philadelphia Sports Clubs (PSC).

 

Según Bloomberg Law, la empresa está negociando para aplazar el vencimiento de una deuda de 200 millones de dólares (184,3 millones) que debe pagar en noviembre. La compañía se está asesorando a través del bufete Olshan Frome Wolosky y otros bancos de inversión, con quienes están tanteando varias opciones, como la de declararse en quiebra.