Líder en información económica del deporte

Fitness

Snap Fitness regresa a Bélgica tras recuperar dos clubs

Patricia López

16 ene 2017 - 10:43

Snap Fitness mantiene su ritmo de crecimiento en Europa. La operadora estadounidense vuelve a aterrizar en Bélgica, país en el que ya operó hasta septiembre de 2015, cuando vendió a un grupo inversor sus clubs situados en la zona del Benelux. En concreto, la cadena de gimnasios ha adquirido la cadena BodyMove para recuperar dos clubs situados en los municipios de Gerselt y Meerhout.

 

Sven Wilms, propietario de BodyMove, seguirá gestionando los dos centros bajo el sello de Snap Fitness Benelux, la filial de la operadora estadounidense en Bélgica y Holanda. El objetivo de la cadena es seguir adquiriendo los derechos de explotación de establecimientos de fitness para fortalecer su red de clubs en el país belga.

 

Snap Fitness Benelux ha abierto dos centros más en el sur de Holanda, en concreto en las localidades de Breda y Den Bosch, y han alcanzado un acuerdo con tres franquiciados más para abrir durante el primer trimestre de 2017. Según el propietario de esta filial, Han Walet, el objetivo de la compañía es contar con 25 gimnasios en Holanda en un plazo de cuatro años y 25 centros más en Bélgica durante el próximo lustro.

 

El concepto de Snap Fitness es muy similar al de otras cadenas como Anytime Fitness. Se trata de modelo basado en la apertura de clubs propios o franquiciados que abren las 24 horas del día explotando el formato de proximidad. Los centros cuentan con una zona de cardio y tonificación y ofrecen clases dirigidas presenciales y virtuales. Mientras que en Bélgica la tarifa mensual es de 30 euros, en España es de 40 sin necesidad de realizar pagos adicionales por el uso de las duchas.

 

Entre los 13 países en los que opera Snap Fitness, además de EEUU y España, se encuentran Reino Unido, México, Australia y Egipto, entre otros. En su red ibérica, la operadora estadounidense espera contar con un centenar de gimnasios a finales de 2020.