Líder en información económica del deporte

Fitness

Smartfit anticipa un 34% más de ingresos en 2022 con 21.000 abonados

La cadena de gimnasios fundada por Nacho Usera espera terminar el ejercicio con un ebitda de 1,3 millones de euros y un resultado neto positivo. La compañía espera cerrar el ejercicio con once gimnasios, uno más que actualmente.

Smartfit anticipa un 34% más de ingresos en 2022 con 21.000 abonados
Sin embargo, Usera asegura que, al no ser una cadena convencional, el gasto es menor. “La media mensual ha pasado de 1.500 euros a 4.500 euros; y tenía centros que sólo gastan 600 euros en electricidad”, asegura.

Miquel López-Egea

17 oct 2022 - 05:00

Smartfit crece. La cadena madrileña de gimnasios, fundada en 2014, anticipa unos ingresos de 4,7 millones de euros en 2022, lo que representará un aumento del 34% frente a 2021, cuando los ingresos fueron de 3,5 millones de euros. La compañía espera cerrar el ejercicio con once gimnasios, uno más que actualmente, y con 21.000 abonados, un 19% más que en el pasado ejercicio.

 

A cierre de agosto, el resultado bruto de explotación (ebitda) de la cadena se situaba un 2,5% por encima de las previsiones realizadas; de manera que la cadena espera terminar el ejercicio con un ebitda de 1,3 millones de euros y con un resultado neto positivo. Además, la compañía cuenta con 103 empleados.

 

“Acabaremos con once centros porque tenemos una apertura inminente en Madrid”, explica Nacho Usera, fundador, consejero delegado y máximo accionista de la cadena de gimnasios low cost, a Palco23. Además de una nueva apertura, la cadena ha puesto el foco en invertir en equipamiento, por lo que ya ha realizado cambios en siete de los diez centros que actualmente opera. De cara al futuro, “la estrategia de la cadena pasa por ofrecer el mismo servicio, pero con más calidad, tanto en los centros actuales como en los próximos centros”.

 

 

 

 

La cadena espera terminar el ejercicio con 21.000 abonados, cifra que espera incrementar un 19% en 2023, hasta 25.000 socios. “Estamos con el número máximo de abonados hasta el momento en nuestra historia, pero tenemos más centros; alcanzaremos esta cifra porque hemos tenido un septiembre bastante fuerte”, indica Usera, quien celebra esta mejora “pese a la incertidumbre”.

 

Por otro lado, el ejecutivo también señala que el crecimiento se produce por el aumento de la tasa de público joven, que también está asistiendo más al gimnasio. Sin embargo, detecta que la población mayor aún no ha vuelto a los gimnasios a causa del miedo o del cambio en los hábitos de consumo.

 

Como el resto del sector del fitness, la cadena está haciendo frente al aumento del gasto de suministros. “En algunos casos, el gasto se ha triplicado y en algunos hasta se ha multiplicado por cinco; pero esto se ha producido porque hasta junio teníamos muy buenos acuerdos que habíamos firmado en 2020”, detalla.

 

 

 

 

Sin embargo, Usera asegura que, al no ser una cadena convencional, el gasto es menor. “La media mensual ha pasado de 1.500 euros a 4.500 euros; y tenía centros que sólo gastan 600 euros en electricidad”, asegura.

 

Para hacer frente a la situación actual, la cadena ha optado por igualar precios en todos sus centros con subidas de un euro y medio o dos euros y medios, con un ticket medio de 28,90 euros. Por otro lado, el abono premium cuesta 31,90 euros, que incluye el acceso a todos los clubes, traer un amigo los fines de semana y acceso a la plataforma de vídeo.

 

Usera posee el 60% del accionariado de la compañía mientras que el resto se reparte entre otros cuatro socios. La enseña tenía previsto abrir un nuevo local de 4.000 metros cuadrados en abril de este año, que se iba a ubicar en Andalucía, pero al final cambió de planes.