25 May 2022 | 19:03

Líder en información económica del deporte

Fitness

Seae ‘sale a flote’: supera el concurso de acreedores y cierra el año con beneficios

La gestora de las piscinas Picornell invertirá 250.000 euros en mejorar el centro deportivo que explota en Sitges, y espera consolidar su vuelta a los beneficios en 2018.

Patricia López

27 mar 2018 - 05:00

Seae invertirá 250.000 euros en la Piscina Municipal de Sitges, una cantidad que se suma a los 350.000 euros que destinó al gimnasio de las Picornell

 

 

Seae vuelve a nadar entre beneficios. Treinta años después de que el grupo irrumpiera en el sector y, tras una década marcada por la recesión económica, la gestora ha dejado atrás los números rojos y el concurso de acreedores que comprometieron su futuro. Según ha podido saber Palco23, la compañía dirigida por Jordi Cabanas ha superado la situación de insolvencia que afectaba a la matriz, Seae SA, y, tras celebrar su trigésimo aniversario cerrando el año en positivo, espera consolidar el buen resultado en 2018.

 

La empresa nació en 1987 vinculada a la asociación de maestros Rosa Sensat, una organización con vocación pedagógica del deporte acuático, como la natación y el waterpolo. De ese núcleo fundacional nació una sociedad que llegó a trabajar en 29 centros deportivos municipales, primero en régimen de prestación de servicio y más tarde en concesión.

 

Lo hizo aprovechando la necesidad de los ayuntamientos de ceder la gestión del servicio o de las instalaciones para garantizar la oferta deportiva a la ciudadanía. La recesión trastocó los planes de la compañía, que se vio obligada a renunciar a la explotación de algunos centros deportivos para no comprometer su viabilidad.

 

 

 

 

“La crisis económica provocó la situación concursal, pero ya la hemos superado”, explica a este diario Jordi Cabanas, director general. Según el ejecutivo, la recuperación de la compañía ha sido posible por la reducción de los gastos energéticos, el aumento de la productividad de los trabajadores y el servicio al abonado. “En 2016 entramos en concurso, pero hemos remontado la situación gracias a la sólida relación que hemos constituido con los usuarios”, asegura, sobre el papel que juega el “trato humano como factor de diferenciación”.

 

En cuanto a la gestión y “la profesionalización de los recursos humanos”, Cabanas admite que si bien no se ha recortado el personal de las instalaciones que siguen gestionando, sí que se ha fomentado la formación multidisciplinar para “aumentar la competitividad”. Respecto al ahorro señala que las Piscinas Picornell, que es el centro deportivo emblema de Seae, han reducido un 25% el gasto energético desde que ganó la licitación, en 1999.

 

En la actualidad, la empresa gestiona las Picornell y las piscinas de salto, ubicadas en la montaña de Montjuïc; el centro deporte Pau Negre-Parc Migdia, donde se ubica el estadio de hockey que está participado por la empresa matriz; la Piscina Municipal de Sitges, y el centro deportivo municipal Les Franqueses (Barcelona). Además, cuentan con 17 contratos de prestación de servicio en Cataluña, tras ganar el concurso por el complejo de L’Hospitalet Nord.

 

 

 

 

La compañía planea seguir operando en Cataluña y descarta la opción de explorar otras regiones. En un momento en que el sector del fitness está despertando el interés de las firmas de inversión y en que el mercado se está concentrando mediante operaciones corporativas, Cabanas asegura que “estamos abiertos a establecer alianzas para crecer sin cerrar la puerta a ninguna opción, ya que tenemos cierta costumbre de aliarnos con otros operadores o agentes”.

 

De cara este año el directivo afirma que el objetivo “es volver a cerrar el ejercicio en positivo para consolidar el resultado del año pasado”. Para ello, la empresa ha apostado por modernizar sus instalaciones. Por un lado, en 2017 culminó una inversión de 350.000 euros en las Picornell para modernizar la zona de fitness y la sala de spinning, como ya publicó este diario.

 

 “Estamos trabajando en la segunda fase de las obras para mejorar los vestuarios, pero aún no se ha definido el proyecto”, comenta. Lo que sí ha finalizado ha sido la renovación del gimnasio de la piscina municipal de Sitges, un complejo que gestiona desde 2005 y en el que ha invertido 250.000 euros para mejorar la sala de entrenamiento, cambiar el equipamiento y habilitar tres pistas de pádel, que estarán operativas de cara al verano.

 

 

 

 

En un contexto de creciente competencia, el directivo ha apostado por “equilibrar nuestra tradición con las nuevas tendencias del mercado” para diferenciarse del resto de operadores. Según Cabanas, el “distintivo está en nuestra capacidad de innovar en la pedagogía de las actividades acuáticas”, lo que les ha llevado a desarrollar una amplia parrilla de sesiones dirigidas en la piscina y a crear la marca Wetness.

 

En cuanto a las nuevas tendencias del sector, el director general asegura que han tenido que “reforzar aquellos elementos propios de este sector y que demandan los abonados”, motivo por el que han formado a sus técnicos para impartir nuevas clases dirigidas. Por ejemplo, en las Picornell han renovado la sala de cycling, han habilitado una zona de trabajo funcional y un box de cross-training.