03 Dic 2021 | 17:40

Líder en información económica del deporte

Fitness

Sano Center factura 3,5 millones y esquiva las pérdidas en 2020

La cadena de centros de entrenamiento, que ha perdido un 23,5% de sus abonados, espera abrir entre seis y ocho nuevos centros en 2021.

Miquel López-Egea

13 ene 2021 - 04:50

Sano Center factura 3,5 millones y esquiva las pérdidas en 2020

 

 

Sano Center salva 2020. La cadena de centros de entrenamiento ha cerrado 2020 con una facturación de 3,5 millones de euros frente a los 4,4 millones facturados el año anterior. En número de socios, la empresa ha perdido una media del 23,5% en sus centros, según explica Felipe Pascual, consejero delegado de la empresa a Palco23. “En 2020 hemos tenido catorce aperturas, por lo que, en números globales, no hemos perdido mucho en número de clientes”, señala el directivo. Los centros se sitúan en una media de 151 abonados.

 

La empresa cierra 2020 en números negros, aunque por debajo de lo proyectado en octubre. “La proyección iba a ser interesante, pero hemos tenido limitaciones y hemos tenido que hacer una serie de gastos en mantenimiento o soporte, por lo que el beneficio se situará en torno a un 11% o un 12% sobre ventas”, comenta.

 

 

 

 

Actualmente, la empresa no tiene deuda. “Tenemos deuda cero, es una empresa absolutamente limpia con una estructura ágil y flexible, hemos tenido que hacer una reestructuración importante que ha servido para minimizar operativamente el coste de la estructura”, reconoce el directivo.

 

Los franquiciados de la empresa cuentan con 2,3 empleados activos de media, si bien antes de la pandemia esta cifra se situaba en 2,8 trabajadores. El 30% de los trabajadores de las franquicias se encuentran en un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) parcial y el 5% en un Erte total. La red cuenta con un total de 187 trabajadores.

 

En cuanto a este año, la cadena, que actualmente cuenta con 54 centros (cinco de ellos coparticipados y el resto franquiciados), tiene confirmada la apertura de seis nuevos centros en España y tiene dos más muy avanzados, aunque su ubicación todavía está por determinar.

 

Además, la empresa tiene entre seis y siete centros más en negociaciones. Asimismo, en marzo de 2021, la empresa espera alcanzar el 70% de los socios que tenía hace un año y entre un 85% y un 87% de la cifra de negocio del mismo periodo del año anterior.

 

“No sabemos cómo será este verano, pero a partir de septiembre esperamos superar entre un 5% y un 7% los abonados de marzo de 2020; nuestro modelo, el fitness boutique, tendrá una curva ascendente y de consolidación y para esto nos estamos preparando”, señala Pascual. El directivo recuerda que “ahora tenemos que aguantar y reforzar la tesorería porque habremos pasado dos años durísimos, pero tenemos que ser optimistas y confiar en que la campaña de vacunación sirva para que los clientes vuelvan a los centros y recuperen su confianza para entrenar”.

 

La empresa ha afrontado la pandemia centrada en el negocio online. En octubre puso en marcha Sano TV, un servicio que fue “una ventana de apoyo permanente para todos los franquiciados, para que tuviesen una ventana permanente y no se rompiese el hilo”. “Hemos ido cuidando al cliente, pero con el tiempo tendrán que volver al presencial”, subraya.

 

 

 

 

De esta manera, Pascual se manifiesta “ilusionado” de cara al nuevo curso porque “vamos a tener una presencia muy importante en la era post-Covid”. “Tendremos un primer trimestre bastante duro tal como preveían por las limitaciones, ya que el mensaje de seguridad aún no ha calado: enero será duro, febrero se estabilizará y en marzo viviremos la primera curva de crecimiento”, explica.

 

El directivo considera que hay tres retos económicos para el fitness. “El principal es retomar y recuperar la situación perdida, reconquistando la confianza de los usuarios; en segundo lugar, tenemos que cambiar la consideración que el público y las autoridades tienen con el fitness y el tercer será combinar lo que es un servicio presencial con uno virtual de la manera más eficiente y efectiva”.

 

“Esta omnicanalidad servirá para generar promoción y crecimiento de la actividad física y del fitness porque necesitamos superar la penetración del 20% en cuanto a consumidores en el mercado español; creo que en 2022 habremos alcanzado un 25% o un 30% de penetración en el mercado”, comenta.

 

La empresa tiene presencia en México y Portugal y la inversión prevista para cada establecimiento depende de su situación particular, oscilando entre 50.000 euros y 120.000 euros en función de su aforo potencial y de sus dimensiones, que están entre 200 metros cuadrados y 500 metros cuadrados. En el accionariado de la empresa figuran la consultora Lidera Sport, que ostenta el 87,5% del capital, y Noquimaso como accionista minoritario.