03 Dic 2021 | 18:10

Líder en información económica del deporte

Fitness

Sano Center apunta a 88
centros en 2022 e invertirá en gimnasios propios

La cadena terminó agosto con 9.700 abonados, pero espera superar la barrera de los 10.000 socios entre septiembre y octubre, con el objetivo de finalizar 2021 con 12.000 socios, contando las nuevas aperturas.

Miquel López-Egea

17 sep 2021 - 05:00

Sano Center apunta a 88 centros en 2022 e invertirá en gimnasios propios

 

 

Sano Center acelera. La cadena de centros de entrenamiento espera poder cerrar 2022 con 88 locales operativos, después de anunciar cinco aperturas en Antequera, Madrid, Almería, Toyo y Cazorla. Además, tiene centros en fase de precontrato en Mahón y Murcia y está en conversaciones en Valencia y Málaga. Por otro lado, la cadena trabaja para abrir al menos seis otros centros de las manos de las masterfranquicias de Baleares. Cataluña, País Vasco y Madrid. Por lo tanto, con estas operaciones espera terminar con al menos 65 centros operativos en 2021, diez más que actualmente.

 

Tan importante es abrir nuevos centros como renovar los franquiciados que tenemos; pero somos conscientes de que hasta 2022 no se producirá una normalización del consumo, pese que en septiembre han mejorado las cifras”, explica Felipe Pascual, consejero delegado de la empresa a Palco23. “En octubre esperamos un punto de inflexión, por lo que creemos que habrá un aumento de clientes en nuestros centros”, afirma.

 

Sano Center terminó agosto con 9.700 abonados, pero espera superar la barrera de los 10.000 socios entre septiembre y octubre, con el objetivo de finalizar 2021 con 12.000 socios, contando las nuevas aperturas. La cadena cerró 2020 con una facturación de 3,5 millones de euros y en 2021 espera superar los 4,5 millones de euros en ventas. 

 

 

 

 

Todas las aperturas han sido por parte de franquiciados, pero desde la central de Sano Center se está estudiando el desarrollo de una inversión paralela de centros, un proyecto que se desarrollará conjuntamente “con un partner financiero, pero no tenemos ni timing ni número de centros”, revela Pascual, aunque apunta que se podría producir el año que viene. “Serán centros propios de la marca, nuestro modelo más avanzado, en aquellos emplazamientos donde sabemos que podrá haber una mayor demanda”, comenta.

 

Los nuevos centros operarán bajo la marca SanoFit, un modelo híbrido que la marca empezó a desarrollar antes de la pandemia. Dichos emplazamientos contienen una oferta de servicios más amplia con equipamientos de entrenamiento cardio funcionales tutelados por un entrenador. “Estos centros son más productos y rentables y se ajustan mejor al cliente pandémico y complementan las clases tradicionales de los servicios Sano; siempre son bajo demanda y tutelados”, afirma. Actualmente SanoFit funciona en cuatro localidades.

 

Los nuevos centros SanoFit implica también que la cadena aumente el número de metros cuadrados, pasando de los 350 metros cuadrados de media a 600 metros. “Creceremos en tamaño, en oferta de servicio y generan una mayor seguridad en ratos de espacios; pero siempre es bajo demanda y con los privilegios que se asocian a nuestra membresía”, reitera. “El cliente demanda flexibilidad, además de un ecosistema digital que también hemos renovado”, afirma.  

 

 

 

 

Todas las inversiones se han realizado con fondos propio. “Hemos reinvertido hasta el último euro que ha generado la marca, creciendo orgánicamente y fortaleciendo nuestra estructura”, afirma. Sin embargo, la cadena no descarta ahora “tener un compañero que pueda financiar el proyecto de expansión”.

 

La central cuenta con seis trabajadores y entre todos sus franquiciados da empleo a 200 personas. En este contexto, en octubre volverá a celebrar los encuentros nacionales con todos sus franquiciados.

 

Asimismo, en cuanto a planes de expansión, la cadena estudia diferentes aperturas en Argentina, Colombia, México y República Dominicana. “En estos países no hay acciones estratégicas, son operadores locales de fitness que han entendido que tenían que orientar el negocio hacia el modelo boutique”, explica.

 

Las aperturas se podrían realizar en 2022 y no están contabilizadas dentro de los 88 centros previstos en territorio nacional. “Son líneas de crecimiento que no dependen de Sano, contabilizamos aquellos centros con los que comprometemos esfuerzos, estructuras y las siete masterfranquicias nacionales, comprometiendo el histórico de crecimiento”, señala. “Si se incorpora un fondo o si encontramos un partner comercial u hotelero estas inversiones se multiplicarán”, afirma.

 

La inversión prevista para cada establecimiento depende de su situación particular, oscilando entre 50.000 euros y 120.000 euros en función de su aforo potencial y de sus dimensiones, que están, por ahora, entre 200 metros cuadrados y 500 metros cuadrados. En el accionariado de la empresa figuran la consultora Lidera Sport, que ostenta el 87,5% del capital, y Noquimaso como accionista minoritario.