19 May 2022 | 05:16

Líder en información económica del deporte

Fitness

Salter asume la distribución en España de la asiática Circle hasta 2021

El fabricante español de equipamiento de entrenamiento distribuirá en exclusiva dos de las líneas de máquinas de cardio de la marca taiwanesa, cuya baza para ganar mercado en España es la conectividad.

P. López

23 may 2018 - 04:57

Salter

 

 

Salter amplía su cartera de productos más allá de su propia marca. El fabricante de equipamiento para el gimnasio se ha hecho con la exclusiva para distribuir dos líneas de producto de cardio de la taiwanesa Circle. Según ha podido saber Palco23, la marca asiática quiere crecer en el mercado español, y ha confiado a Salter la distribución de sus máquinas hasta 2021, aunque el acuerdo podrá prorrogarse.

 

Hemos conseguido dar un paso adelante en el cardio con conectividad y ofrecer más gamas de producto a los clientes”, comenta Marta Peydro, directora de Salter. “Los abonados al gimnasio podrán hacer ejercicio mientras están conectados, integrar apps de entrenamiento para que registren sus sesiones dentro y fuera del gimnasio, correr mientras ven Netflix o paisajes virtuales”, añade.

 

La compañía se fundó en 1946, pero no fue hasta el 1979 cuando dio el salto al deporte. Desde entonces se ha consolidado como una de las principales marcas españolas de equipamiento, y ahora ha optado por ampliar el abanico de productos con firmas extranjeras. Al margen de este proyecto, la empresa ha diseñado una estrategia que tiene como objetivo “integrar más aplicaciones que las que el Circle nos facilita”.

 

 

 

 

El desafío está en incorporar apps de entrenamiento y de gestión del centro, de modo que la dirección pueda conocer qué máquinas se usan más, en qué momentos, cuáles no funcionan bien y, en definitiva, “aportar más información a la dirección para que pueda tomar mejores decisiones”. En este proyecto ya están trabajando los ingenieros de Salter al margen de Circle.

 

“Como fabricante que somos queremos encauzar este proyecto de futuro con recursos propios para dar mejor servicio a los operadores a los que vendemos”, afirma. La compañía destina la producción del equipamiento de musculación a España, mientras que las máquinas de cardio y la línea doméstica las fabrica en Asia. “La tecnología que incorporan hace que sea más fácil comprarla allí que no desarrollarla aquí”, reconoce. Salter cerró 2017 con un crecimiento del 30% y, de cara a este año, prevé aumentar la facturación un 4%, hasta facturar 10 millones de euros.